Samuel L. Jackson: el actor más taquillero del mundo

Sin trampa ni cartón. Ni Johnny Depp ni Leonardo DiCaprio, ni Arnold Schwarzenegger ni Bruce Willis, ni Tom Cruise ni Tom Hanks, al final va a resultar que el actor más taquillero de la historia del cine no es el que más guapo, ni el más alto, ni el más fuerte, sino el más trabajador: Samuel L. Jackson. Al menos, así ha sido constatado por el Libro Guinness de los Records, que ha reconocido al actor afroamericano originario de Washington como el actor más taquillero de la historia del cine.

Esto es así porque, a sus sesenta y tres años de edad, Samuel L. Jaclkson ha participado en más de cien películas que han llegado a recaudar más de 7.400 millones de dólares. A diferencia de los actores que suelen copar las listas de los actores más taquilleros de cada año, Samuel L. Jackson no suele prodigarse en personajes protagonistas, sino que afronta personajes secundarios que le han permitido realizar una media de cuatro películas por año. Esto viene a demostrar que muchas veces no es tan importante hacerse con personajes protagonistas, sino que puede resultar igual de interesante hacer personajes secundarios. No pocas sorpresas nos llevaremos si echamos la vista atrás y hacemos un breve repaso por la filmografía del prolífico actor, de la que destacaré tres de sus personajes más carismáticos.

"Jungle Fever"

Las primeras apariciones cinematográficas de Samuel L. Jackson se remontan a principios de los años setenta cuando compagina cine con televisión. Si bien algunas de sus apariciones se limitan a figuración, en la década de los ochenta entra a formar parte de los actores habituales de las películas de Spike Lee, participando en "School Daze", "Do the Right Thing" o "Mo' Better Blues" hasta que consigue destacar en "Jungle Fever", interpretando a Gator Purify, el hermano enganchado al crack del personaje protagonista, Flipper Purify, interpretado por Wesley Snipes. Este papel le valdría varias nominaciones y premios, como el del mejor actor de reparto en el Festival de Cannes.

"Pulp Fiction"

Sólo tres años después, y después de haber participado en filmes tan populares como "Goodfellas", "Patriot Games" o "Jurassic Park", Samuel L. Jackson iniciaría una nueva y longeva colaboración profesional con Quentin Tarantino, en aquellas fechas todavía desconocido para el gran público a pesar del éxito de crítica que había supuesto su ópera prima, "Reservoir Dogs". Si podemos decir que la relación se inicia de alguna manera con la participación del actor en "True Love", sería "Pulp Fiction" la película que les acercaría a ambos al gran público. Si Tarantino conseguía su, hasta la fecha, único Oscar por el guión de la película -compartido con Roger Avary-, suponía la primera y única nominación al Oscar, hasta la fecha, para Samuel L. Jackson por su interpretación del gángster místico Jules Winnfield. Volvería a participar en otros proyectos de Tarantino como "Jackie Brown", "Kill Bill" o "Inglorious Basterds" -algo que sólo habrán disfrutado quienes hayan visto la película en versión original pues es la voz del narrador-, teniendo su próxima cita con "Django Unchained".

"Star Wars"

A pesar de la popularidad que le proporcionó su colaboración con Tarantino, que le permitió incorporarse a películas de corte más comercial como "Die hard: With a Vengeance", "A Time to Kill" o "Shaft", y de que una de sus creaciones más queridas por el público fuera su interpretación de Elijah Price en "Unbreakable"; sin duda otra de sus creaciones más populares ha sido interpretando a Mace Windu en tres de los episodios de la saga galáctica más popular de la gran pantalla: "Star Wars: Episode I - The Phantom Menace", "Star Wars: Episode II - Attack of the Clones" y "Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith". Dando vida a este personaje no le habrá proporcionado premios ni nominaciones, pero sin duda refleja a la perfección el estatus de prestigio que ha conseguido tanto entre el público como entre la crítica. Igualmente, su colaboración con George Lucas debe haber servido para inclinar la balanza muy favorablemente para ser considerado el actor más taquillero del mundo. ¿Alguien se posiciona en contra?