Hugh Jackman actualiza detalles de «The Wolverine»

Nada como hacer una película para hablar de otra que ni siquiera se ha comenzado a rodar. Esto es lo que le ocurre a Hugh Jackman, que mientras promociona "Real Steel", no puede evitar que le pregunten por "The Wolverine". Una producción que ha sufrido mil y un avatares desde que Darren Aronofsky se hiciera con el proyecto y que, si las cosas siguen como están, dirigirá finalmente James Mangold. Si por un lado el actor confirma que han tratado de mantener lo más intacto posible la versión del guión que supervisara el director de "Black Swan", por otro lado, a muchos se les saldrán los ojos de sus órbitas ante la posibilidad de que vayan a realizar una película para adultos con calificación R.

Hay una gran tentación para hacer una película para adultos de Wolverine. Siempre he pensado de esa manera, sé que a muchos admiradores les gustaría, y si alguna vez fuera a haber un superhéroe para adultos, ese iba a ser Wolverine.

No le falta razón, sin duda el personaje da para ello y mucho más: rebelde, inconformista, sexy, violento… Wolverine no parece un personaje hecho para todos los públicos, por eso considero que la idea de que estén trabajando en esta versión para adultos me parece de lo más acertada. Sin embargo hay que advertir que lo que Jackman menciona que habría la posibilidad de que se realizaran dos versiones a la vez: una para todos los públicos y otra para adultos, que sumado a su preocupación por el sector más joven de los seguidores del personaje hace pensar que finalmente se estrene en los cines la versión light, para tener que recurrir a las ediciones en formato doméstico para disfrutar de la versión más madura.

James Mangold y yo hablamos de ello (de una versión para adultos) y pensamos "mira, no vamos a quitarlo de la mesa". Hemos estado hablando hasta de hacer dos versiones, cómo encontrar la manera de hacer ambas versiones mientras rodamos, lo que podría estar realmente bien. Pero tendrías que encontrar una buena razón para excluir a esos admiradores.

En cualquier caso, Jackman deja bastante claro que no es tanto la violencia de las situaciones como la actitud de su personaje, por lo que no deberíamos descartar que realicen esa aproximación para adultos dentro de los parámetros de una certificación menos restrictiva (PG-13), tal y como sucediera con las películas de Batman que realizara Christopher Nolan, que estaban enfocadas para un público adulto, aunque consiguieron un certificado más amplio. ¿No os parece una propuesta realmente interesante?

¿Qué es calificación R sobre él? Si, es violento pero su actitud es su aspecto más atractivo. Así que si podemos ser creativos y encontrar un camino alrededor de esa leyes, trataremos de hacerlo.