Whitney Houston negocia nueva película: «Sparkle»

Ella no tiene bastante. No, no le basta con haber protagonizado tres películas hace ya quince años. Quiere más. ¿Que de quien hablo? De Whitney Houston, aquel chorro vocal que fuera bautizado como "La Voz", denominada por algunos periodistas estadounidenses como un "tesoro nacional", que quiere volver a inundar la gran pantalla con su majestuoso chorro de voz, a la vez que nos regala una más de sus memorables interpretaciones. Para ello se encuentra en negociaciones para protagonizar "Sparkle", un remake (sí otro) del drama musical homónimo de 1976 que protagonizaran Irene Cara, Lonette McKee y Mary Alice -que se hiciera mucho más popular con su interpretación del oráculo en "The Matrix".

La guionista Mara Brock Akil, guionista y productora de series de televisión como "Girlfriends", "The Game" o "Cougar Town", ya tiene escrito el guión de la película, siendo su marido, Salim Akil, el director al frente del proyecto que si también escribía, dirigia y producía "The Game", acaba de estrenar su primer largometraje para el cine: "Jumping the Broom". La película original, que dirigiera Sam O'Steen, estaba inspirada en la historia de The Supremes. Tres hermanas que comenzaron cantando en el coro de la iglesia, a finales de los años cincuenta en Harlem, y se convirtieron en un grupo musical de gran éxito y repercusión. Sus vidas personales se van desenmarañando a través de sus éxitos musicales.

En "Sparkle", Whitney Houston interpretaría a la madre de la protagonista, que sería interpretada por Jordin Sparks, mientras que Mike Epps sería Satin, el marido de una de las hermanas que acaba arrastrándole hacia el mundo de las drogas.

No puedo negar la calidad vocal de Whitney Houston, pero no puedo decir que sea una admirador de su música. Asimismo sus breves incursiones cinematográficas no forman parte de mis títulos preferidos. No. Debuta como actriz, de la mano de Kevin Costner, en una de las más insoportables, horteras y demodés películas de los años noventa, como fue "The Bodyguard". Una película antigua desde el momento en que se escribiera la primera línea del guión. A esta siguieron dos títulos como "Waiting to Exhale", dirigida por Forest Whitaker, y "The Preacher's Wife", dirigida por Penny Marshall y teniendo como compañero de reparto al bueno (porque nunca hace de malo) de Denzel Washington. Otro título desfasado que, a su vez, ya fuera un remake de una película previa en la que cambiaba el color de los protagonistas, así como el rango de la esposa, que en lugar de serlo de un predicador, aquí era "The Bishop's Wife". De su última incursión cinematográfica hace ya dieciséis años. ¿Y a ti, te apetece ver a Whitney Houston de nuevo en la gran pantalla tan poco como a mi? Como consuelo me queda que si hace de la madre, igual ni canta.

Fotos: Latitud Music Socialite Life