Venecia 2011: una jornada con sorpresa

Los miembros del jurado de la sección oficial de la 68 edición de la Muestra Internacional de Cine de Venecia deben estar patidifusos ante la calidad de las obras presentadas este año. Si tras casi una semana de festival, todavía con varios días por delante, y siguen descubriendo interesantes películas que, a pesar de su arriesgada puesta en escena, siguen sorprendiendo para bien. Es el caso de "Himizu" y "Wuthering Heights", que se presentaban ayer mismo. Dos historias cuyos personajes se mueven en entornos duros y agrestes, confinándoles a la soledad. Mientras una se desarrolla en la época victoriana, la otra lo hace en la actualidad.

Echando la vista atrás.

La cineasta británica Andrea Arnold, presentaba una nueva adaptación de la inmortal novela de Emily Brontë, "Wuthering Heights". Siendo fiel al espíritu romántico de la obra, la exaltación de las emociones condiciona el comportamiento de sus personajes, alentados por los elementos de la naturaleza, que cobran una vital importancia. La propia cineasta recalcaba en la rueda de prensa que es normal que las personas que viven en lugares tan salvajes y agrestes, la naturaleza forma parte necesariamente de su vida, afectando a la manera en la que exteriorizan sus emociones.

Asimismo, confiesa que adaptar una obra tan compleja ha sido un "viaje alocado". Una de las peculiaridades de su película es, precisamente, la importancia que otorga a las imágenes en detrimento del sonido, careciendo casi de música y utilizando los menos diálogos posibles.

Estoy obsesionada con el cine y el cine son imágenes. Se puede contar cualquier historia sólo con imágenes.

Precisamente, la protagonista de la película, Kaya Scodelario, comentaba que le había resultado muy interesante trabajar en silencio. Algo que le permitía estar más relajada, al no tener que recordar los diálogos,** volcándose en la búsqueda de emociones** con las que comunicar. Otra de las peculiaridades de la película es el actor que interpreta a Heathcliff, James Howson, que al ser de color aporta un dato claramente distintivo frente a los que interpretaran Laurence Olivier, Ralph Fiennes o Jorge Mistral.

Echando la vista adelante

También las fuerzas de la naturaleza tienen una presencia vital en "Himizu", adaptación del manga homónimo de Minoru Furuya. Aunque aquí la naturaleza se incorpora como consecuencia del terremoto que se produjera en marzo en Japón, que llevó a su director, Sion Sono, a modificar su argumento para reflejar lo que tal catástrofe había supuesto para sus compatriotas.

El cineasta explicaba en la rueda de prensa que si muchos manga tienden a centrarse "en la soledad, la tristeza y el aislamiento" que han llegado a ser mucho más reales tras el terremoto, él decidió cambiar el final oscuro y deprimente del texto original, por uno más abierto y esperanzador. Aún así, aunque su propuesta no ha sido recibida con demasiadas esperanzas de conseguir premio.

Echando la vista al frente

Igual que sucediera en otras ocasiones, la organización del festival había anunciado hoy la proyección de una película sorpresa. Tras muchas especulaciones, finalmente ha sido "Ren Shan Ren Hai", película dirigida por el cineasta chino Cai Shangjun, la que se ha presentado sin avisar. Se trata de un drama criminal que eleva el número de películas en competición a veintitrés, consolidando la fuerte presencia de cine chino de esta edición que contiene cuatro películas. Un número sólo superado por el cine estadounidense, del que se proyectan seis títulos a concurso. El argumento de "Ren Shan Ren Hai" se centra en la historia de un hombre pobre que regresa a su casa, en una remota aldea, para vengar el asesinato de su hermano.

Hoy se presentan las películas de Abel Ferrara, "4:44 las Day on Earth", Cristina Comencini, "Quando la Notte", y Eran Kolirin, "The Exchange". Esperemos que el jurado haya ido tomando notas y apuntes de todas y cada una de las proyecciones.