#TGIF: Los presentadores de los Oscar y las mejores anécdotas

Hace unos días nos enteramos de que el actor Eddie Murphy iba a ser el presentador de la 84º edición de los premios que se celebrará el próximo 26 de febrero. Mucha gente no parece convencida con la decisión pero los que están a favor de Murphy declaran que es un gran amante del cine, que es un cómico excepcional y que tiene experiencia con público en directo. Parece que los presentadores del año pasado, Anne Hathaway y James Franco, no llegaron a convencer y es posible que la cadena quiera asegurarse un aumento de público trayendo a un actor muy conocido y muy querido.

En estos ochenta y cuatro años de ceremonias muchos han sido los presentadores de la gala y aprovechamos para hacer un pequeño repaso por los más recordados y carismáticos anfitriones de los Oscar.

Desde la primera entrega de premios, en 1929, presentada por el actor Douglas Fairbanks y el director William C. deMille ha pasado mucho tiempo. En aquella ocasión la entrega de premios duró pocos minutos y se produjo ante menos de doscientas personas. Hoy por hoy la gala dura más de tres horas y son miles las personas que se reúnen para participar y millones las que siguen lo que ocurre a través de la televisión. Los Oscars empezaron a transmitirse por televisión a partir de 1953.

Hubo 6 años en los que la gala no tuvo presentador y años en los que personajes animados participaron activamente en la ceremonia. El pato Donald fue uno de los presentadores del año 1958 y en el 2002 los protagonistas de las películas de animación nominados estaban sentados entre los asistentes mientras esperaban el nombre del vencedor.

Cosas del directo, en 1959, Jerry Lewis obligó a la audiencia presente a cantar durante 20 minutos para cubrir el tiempo de transmisión. Creo que sólo él podría hacer algo semejante. David Niven se sobrepuso con elegancia a la aparición de un exhibicionista en el escenario. Corría el año 1974 y el público empezó a reír cuando Niven comento que lo único que había logrado el espontáneo era mostrarles sus pequeñeces.

Uno de los momentos más emotivos que recuerdo, en una ceremonia, fue cuando en 1996, Christopher Reeve apareció en el escenario.

Steve Martin, en el 2001, leyo una supuesta nota del FBI que decía que Tom Hanks era el hombre detrás de las amenazas de secuestro que Russell Crowe había recibido. Resulta que ese año ambos estaban nominados en la categoría de Mejor Actor. Hanks continúo con la broma y compungido le murmuró a su mujer: "Te dije que lo iban a descubrir". En otro momento, Martin, volvió a usar al matrimonio formado por Hanks y Wilson: “Tom Hanks y Rita Wilson tienen uno de los matrimonios más duraderos del espectáculo y no es fácil mantener un matrimonio dentro de Hollywood debido a que, bueno, dormimos con tanta gente diferente”. Martin ha sido el anfitrión dos veces en solitario y la tercera acompañado de Alec Baldwin.

Entre los presentadores debemos destacar a Bob Hope y Billy Crystal. La primera vez que el cómico Bob Hope presentó la gala fue en 1940, el año en que Gone with the Wind se hizo con el Oscar a la mejore película. Hope presentó la gala en en solitario y acompañado en dieciocho ocasiones. La última coincidió con el 50 aniversario de los premios en 1978.

A finales de los cincuenta y buena parte de los setenta predominó el modelo de gala con varios presentadores, así pudimos ver agrupados a gente como Bob Hope, David Niven, James Stewart, Jack Lemmon, Rosalind Russell en 1958; y Carol Burnett, Michael Caine, Charlton Heston, Rock Hudson en 1973; y en 1976 Goldie Hawn, Gene Kelly, Walter Matthau, George Segal, Robert Shaw.

Johnny Carson, famoso cómico y presentador norteamericano llegó a presentar la gala en cinco ocasiones. Entre 1979-1982 y 1984. La actriz Whoopi Goldberg estuvo cuatro veces al mando, 1994, 1996, 2001, 2002 y Este último año fue el que más tiempo duró la gala, un total de 4 horas y 23 minutos. La actriz dejó esta frase para la historia: “Oscar es el único hombre de 74 años en Hollywood, quien no necesita viagra para durar tres horas”.

Mucho opinan que Billy Crystal ha sido, y siempre será, el mejor maestro de ceremonias para la gran noche del cine. Presentó por primera vez en 1990 y repitió en 1991, 1992, 1993, 1997, 1998, 2000 y 2004.

En el 2005 Chris Rock levantó la polémica con sus comentarios, Sean Penn no se tomó bien algunas de las bromas hechas por el cómico, en especial una que hacía referencia a Jude Law. Al año siguiente le sustituyó Jon Stewart y luego Ellen DeGeneres para volver en el 2008 a Stewart y en 2009 Hugh Jackman que sorprendió por su dinamismo y entrega.

Yo me declaro fan incondicional de Billy Crystal, he visto todas las galas que ha presentado y siempre me hace reír. También me gustó mucho Chris Rock, pero entiendo que tiene un humor muy agresivo y que por eso no gustó. Una pena porque yo me divertí mucho ese año.

Foto: Collider