Placer culpable: «Baseketball»

A finales de los años 90 se estrenó una película que juntaba a tres genios de la comedia. Por una lado se encontraba David Zucker en la realización, algo que ya desde la década anterior era todo un sinónimo de éxito y risas, y por otra parte estaban Matt Stone y Trey Parker para protagonizarla. La veteranía y la nueva ola de la comedia se daban la mano y unían sus fuerzas para crear una película única, que supondría un nuevo punto de vista sobre la comedia más absurda que ha dado Hollywood desde los hermanos Marx.

David Zucker debutó en el cine a principios de los 80 con la ya mítica "Airplane!", que supuso toda una renovación del género en cuanto a lo tremendamente absurdo de sus situaciones. Con esta peculiar fórmula siguió realizando éxitos durante los siguientes años, con cintas como "Top Secret!" o "The Naked Gun: From the Files of Police Squad!" (parece que las exclamaciones eran algo indispensable en los títulos), que le sirvieron para labrarse la reputación que le ha precedido desde entonces.

En cuanto a los dos actores protagonistas, elementos claves del resultado final de la cinta junto a Zucker, se trata de los creadores de la famosa serie televisiva South Park, Matt Stone y Trey Parker. Si el cine de comedia absurda de los 80 fue de David Zucker, este subgénero ha estado dominado por el joven dúo desde que a finales de los 90 crearan esa conocida serie.

Pero lo realmente interesante es qué consiguieron los tres al juntarse en un mismo trabajo, cuyo resultado se titula "Baseketball". Antes de nada hay que aclarar que para poder disfrutar de esta película, de todos sus matices y gags y sobre todo para no verla como una cinta surrealista en el peor sentido de la palabra, es que el espectador debe afrontarla sin complejos, sin cuestionarse las situaciones y sobre todo aceptando cualquier cosa que aparezca en pantalla de la forma más natural posible. Reconozco que tampoco es una película que pueda gustar a todos los públicos, puesto que sus gags son muy concretos y no están dirigidos a los gustos de todos los espectadores, y por eso la he escogido para una nueva sección de Placer Culpable.

¿Y de qué trata la cinta? El surrealismo no sólo está en sus momentos cómicos sino que comienza con el mismo argumento. La historia trata sobre los dos típicos amigos que viven al margen de la sociedad, marginados por ser los más raros del barrio. Sin embargo todo cambia cuando, por completa casualidad y espontáneamente, se inventan un juego nuevo que mezcla el baseball y el baloncesto. Lo mejor de ese juego es que, cada vez que el lanzador se dispone a encestar, el defensor puede recurrir a cualquier técnica que le desconcentre mientras que no le toque. En esos momentos es donde se producen los momentos más absurdos de todo el metraje, que demuestran la imaginación que tienen los tres hombres que se encuentran tras la cinta:

Estos son los momentos más divertidos de toda la cinta, sobre todo porque se dan de una variedad y originalidad que resultan de lo más sorprendente. Pero no sólo a esto se reduce el argumento de la película. La historia se centra en los dos protagonistas que inventan el juego, los típicos marginados de los que todos se ríen, que no tienen un futuro muy prometedor y que nunca encontrarán una pareja. Sin embargo se convierten en unos fenómenos nacionales cuando se populariza ese deporte, lo que cambia completamente sus vidas y también su amistad. Temas como las ansias de poder, la corrupción y la relación entre los dos protagonistas son los temas constantes de la cinta.

Aparte de esto también nos encontramos con la típica historia de chico se enamora de chica y hará todo lo posible por conquistarla. En ese sentido reconozco que la película cae demasiado en los clichés y muchas de las situaciones que se dan pecan de todo menos de originalidad, pero salvando esos detalles en general es una película muy divertida, que sirve para pasar un buen rato y disfrutar de los gags creados por estos tres genios. Desde luego, para cualquiera que no la haya visto y le guste cualquiera de los tres responsables de la cinta, se la recomiendo encarecidamente porque sabrá disfrutarla como se merece.

Fotos: TheMovieDB & ToutLeCine