«La chispa de la vida»: amarillo para su cartel y tráiler

Todas las previsiones que Álex de la Iglesia tenía preparadas para "La chispa de la vida" no han podido cumplirse. Ni ha podido presentarla en Venecia, ni ha entrado en San Sebastián, y parece que tampoco va a poder estrenarla en octubre, sino en diciembre, aunque la fecha no está todavía confirmada. Por de pronto podemos intuir lo que nos espera con el tráiler y póster de la película, en los que predomina el tono amarillo, literal y figuradamente.

Protagonizada por José Mota en su primer papel para el cine -en el que pareciera que va a estar un poco sobreactuado- y por Salma Hayek en su primera colaboración con el cine español -en el que a juzgar por el tráiler no parece que vaya a decir gran cosa-, estamos hablando de una tragicomedia, o una comedia cínica, escrita por Randy Feldman. Su argumento se centra en la historia de un publicista en paro que sufre un accidente en unas obras que se estaban llevando a cabo en un teatro romano, convirtiéndose en todo un fenómeno mediático, puesto que ni los bomberos ni los servicios sanitarios pueden liberarle sin poner en riesgo su vida. Este incidente le da la oportunidad de volver a ser el publicista de éxito que una vez creara un sonoro eslogan para la marca Coca-Cola: "la chispa de la vida".

Tras la grotesca, discutida y controvertida "Balada triste de trompeta" y la polémica suscitada a consecuencia de su posición frente a la odiosa Ley Sinde que quedó zanjada con su dimisión como presidente de la Academia del cine español, lo que parece claro en este tráiler es que no va a quedar títere sin cabeza. Si por un lado se puede percibir el espíritu de "Ace in the Hole", la película que Billy Wilder, parece que también va a haber unos cuantos dardos envenenados para los medios de comunicación, que siempre están dispuestos a sacar tajada de las desgracias ajenas, y para la clase política, que tampoco se queda atrás en tales situaciones.

Algunos podrán intuir en el tráiler alusiones a sucesos recientes como los treinta y tres mineros chilenos que estuvieran atrapados a seiscientos metros de profundidad en la mina de San José, que finalmente van a ser reconstruidos en una película, sucesos que ya en su retransmisión en vivo a nivel mundial parecieran una irónica alusión a la sátira creada por Billy Wilder. Y es que va a resultar que Billy Wilder no sólo era cineasta, sino también clarividente.