Hollywood se interesa por los temas de actualidad

Desde los primeros años del séptimo arte, nadie puede dudar que todos los artistas que intervenían en una película, especialmente los guionistas y los directores, se han mostrado como esponjas que absorbían las situaciones que vivían en su vida cotidiana, los acontecimientos que marcaban su vida y sobre todo los hechos sociales destacables que les tocó vivir y que de alguna manera influyeron en sus películas. No me refiero a la vida privada de estos artistas, que evidentemente también tiene un peso muy importante en el resultado final de sus obras, sino en la sociedad y el momento que les ha tocado vivir.

Por eso desde casi sus orígenes se utilizaban estas referencias, ya sea como referencia explícita o como una mera excusa para desarrollar otras tantas temáticas, que pasaban a formar parte de sus películas, algunas de ellas de manera capital. Actualmente esto no es una excepción y también nos encontramos con ejemplos que sirven para apoyar esta teoría. De hecho en la cartelera podemos encontrar dos películas que, pese a mostrar unas claras diferencias, también tienen una base idéntica: "Horrible Bosses" y "Rise of the Planet of the Apes".

Podríamos decir que ambas películas toman como base la revolución de las clases más bajas, de las clases trabajadoras, sobre una jerarquía opresora superior que les limita sus libertades, que hacen de su vida un infierno. Esta lucha de clases, especialmente de la indignación de las clases más bajas con las más altas y las poderosas es lo que está teniendo lugar en muchos países del mundo, especialmente en los de Oriente Próximo.

Sin embargo ¿qué tiene esto que ver con las dos películas que he mencionado antes? Que en las dos el tema recurrente, el principal detonante de la trama es cómo un grupo de personajes oprimidos, que quieren cambiar su jerarquía dentro de la sociedad porque se les ha impuesto una injustamente, luchan contra ese poder que limita sus libertades. Evidentemente cada una de ellas lo hace de una manera muy distinta a la otra porque hay que reconocer que no son iguales las situaciones cómicas que se producen en "Horrible Bosses" cuando esos tres desesperados patanes intentan deshacerse de sus jefes que los simios de "Rise of the Planet of the Apes". Estos últimos se encuentran en una situación injusta que les han impuesto, donde ellos no han podido escoger y con la que tienen que vivir simplemente porque son considerados inferiores.

Pero estos no son los únicos ejemplos que podemos encontrar sobre películas que utilizan temas actuales como base. En la propia "Rise of the Planet of the Apes" también se expone la idea del peligro de experimentar con seres vivos a ese tipo de niveles, alterando intelectualmente a simios y haciéndoles más inteligentes que un hombre medio. Este mismo recurso utiliza Almodóvar, aunque no tan profundamente, en "La Piel que Habito", donde el inicio está marcado por los desvaríos del cirujano protagonista y sus investigaciones del cuerpo humano.

No es un tema nuevo, pero no deja de ser curioso que dos directores tan distintos, dentro de dos tradiciones fílmicas tan diferentes como son la estadounidense y la española hayan recurrido a un mismo tema para utilizarlo como uno de los pilares de su discurso. En ambos ejemplos se deja muy patente la moralidad de estas investigaciones, de hasta dónde pueden llegar sus creadores para conseguir sus metas, pero sobre todo siempre se busca exponer la parte negativa de estos resultados, sin importar sus beneficios. Aparte las películas que tocan estos temas siempre suelen seguir los mismos patrones: investigador prometedor pretende revolucionar la ciencia, lo consigue, surge un fallo y sus deseos por tener éxito llevan a todos al desastre.

Lo curioso de este tema en concreto es que ha sido muy utilizado los últimos años en el cine, en especial para las películas de catástrofes. Además todavía quedan algunas que nos tienen que llegar y que entrarían dentro del grupo como la próxima película de Steven Soderbergh que ya se ha presentado en Venecia.

Pero aparte de esta temática también encontramos muchas otras que, por encontrarse en plena actualidad en nuestra vida diaria, el cine se nutre de ellas para los hilos argumentales de sus películas, para sembrar el germen que les permitirá construir toda la historia. Este tipo de obras, personalmente creo que tienen un valor adicional puesto que se atreven a exponer un tema que todos conocemos y sobre el que dan un punto de vista concreto, con el que se puede estar de acuerdo o no, pero que de alguna forma u otra nos influye a todos. Además, también sirven para demostrar que el cine no sólo vive de superhéroes.

Fotos: EastOfNowhere, TheSevenSees & AngellaPresta