Adiós al tío Ben, fallece Cliff Robertson

Puede que por su nombre, Cliff Robertson, no sepas de quien estamos hablando. Pero si muchos le reconocerán si mencionamos que hacía del tío Ben en "Spider-Man", la película de Sam Raimi, otros le recordarán por haber participado en algunos de los títulos más populares de los años setenta y principios de los ochenta como "Three Days of the Condor", "Obsession", "Star 80" o "Brainstrom". Actor esforzado y excelente secundario que supo construir una discreta, pero sólida, carrera a caballo entre el cine y la televisión, a pesar de que siempre se vio obligado a estar detrás de alguien más popular. Robertson fallecía el pasado sábado por causas naturales, justo un día después de cumplir los ochenta y ocho años.

Ganador de un Oscar de la Academia, quizás los grandes estudios no le dieran mayor notoriedad en las últimas décadas debido a que se atreviera a denunciar, a finales de los años setenta, una estafa que afectaba al presidente de Columbia Pictures, David Begelman, que había utilizado el nombre del actor en un cheque por valor de diez mil dólares.

Tras un lustro desarrollando su carrera en la televisión, debuta en el cine con "Picnic", la conocida película de Joshua Logan. Continuaría participando en películas como "Autum Leaves", interpretando al marido de una intensa Joan Crawford, "The Naked and the Dead", dirigido por Raoul Walsh; o "PT 109", una película que le otorga una gran popularidad al interpretar a un joven John F. Kenedy, papel para el que fuera escogido por el propio presidente de los Estados Unidos. "The Best Man", junto a Henry Fonda, y "The Honey Pot", junto a Rex Harrison, fueron otras de las películas que realizaría antes de conseguir el Oscar al Mejor Actor por "Charly", en la que interpreta a un discapacitado mental.

En la década de los setenta trabaja para cineastas como Robert Aldrich, Philip Kaufman, Frank Perry o Alan Bridges, protagonizando y dirigiendo su primera película en 1971: "J.W. Coop". Entre los títulos más conocidos de esta década destaca su participación en la película de Sydney Pollack, "Three Days of the Condor", y en la de Brian de Palma, "Obsession".

Iniciaba la década de los ochenta participando en películas tan destacadas como "Star 80", en la que interpretaría a Hugh Hefner, que fuera fundador de la revista Playboy, y la película de culto "Brainstorm", junto a Christopher Walken y Natalie Wood. Si bien en esta década comenzaría a espaciar sus apariciones tanto cinematográficas como televisivas, en la década de los noventa realizaría notorias apariciones estelares en filmes como "Escape from L.A." y, sobre todo, su interpretación del tío Ben en "Spider-Man" y sus secuelas, siendo su interpretación en "Spider-Man 3", la última vez que aparece en pantalla.