Placer culpable: «Not Another Teen Movie»

En 2001, la Columbia sacó una película dentro de ese subgénero que fue tan prolífico en Hollywood durante los años 90: las comedias adolescentes. Se trataba de "Not Another Teen Movie", una cinta que buscaba crear un collage a base de parodias de las grandes películas que nos ha dejado este subgénero, que han sido unas cuantas, y crear con todas estas escenas una película con temática típica de este tipo de cintas y a la vez utilizando todos los personajes característicos de las comedias adolescentes. Desde luego a priori no era tarea fácil conseguir meter todas estas escenas, todos los personajes, y que el conjunto no sólo tenga una coherencia sino que sea una película muy divertida. Pero debo reconocer que Joel Gallen lo consigue, y por eso he elegido "Not Another Teen Movie" para esta sección de Placer Culpable.

Personalmente opino que el subgénero de la comedia adolescente ha sido muy maltratado por el público especializado. Es verdad que gran parte de las cintas que se pueden englobar en este grupo están pensadas a base de chistes fáciles, la mayoría de ellos de carácter sexual, y para que el público pague la entrada para que se ría un rato en el cine. Sin embargo hay otras tantas que realmente merecen la pena, que si bien también buscan esta comedia y esos gags, lo hacen de forma más elaborada y además consiguen aportar una historia más compleja y profunda, que muestre a unos personajes más realistas.

Debo reconocer que no vi "Not Another Teen Movie" cuando se estrenó en el cine, entre otras cosas porque en España se tradujo como "No es otra estúpida película americana", lo que produce el rechazo inmediato del público que busca algo más cuando va al cine. Pero aparte del error de la distribuidora al traducir el título, tiene razón en que no es como otras películas de este tipo, aunque en realidad sea más de lo mismo.

Me explico. La gracia que tiene la película es conseguir crear un producto sólido y eficaz basado en ideas y caracteres de otras películas de las cuales incluso toma referencias directas. Por ello nos podemos encontrar escenas casi calcadas de otros clásicos como la canción de "Grease" donde John Travolta está en las gradas del estadio rodeado de sus amigos mientras describe a su amor de verano. Esta vez no es Travolta el que la interpreta sino Chris Evans, el mismísimo Captain America que da vida al típico quarterback del instituto y el chico más popular.

Pero este no es el único actor famoso que aparece en la cinta. Entre ellos también podemos encontrar a Josh Radnor, el protagonista de How I Met Your Mother, durante la escena de apertura donde habla de que en ese instituto no se diferencia a nadie por clases, aunque al final ocurre todo lo contrario. También podemos ver a Paul Gleason como Richard Vernon, el director del instituto, papel que ya interpretó en el clásico de John Hughes "The Breakfast Club". Para ello se copia casi literalmente, aunque de una manera mucho más cómica, la escena donde los protagonistas se quedan castigados en la biblioteca.

Pero esta no es la única referencia que tenemos a John Hughes, uno de los grandes directores de este tipo de películas y que aportó grandes obras, especialmente porque se tomaba en serio a los adolescentes y pretendía ahondar en sus problemas. El nombre del instituto es John Hughes, directamente, un homenaje sin tapujos. Uno de los pasillos lleva el nombre de Anthony Michael Hall, actor que se hizo famoso por aparecer en las cintas del director. Y aparte otra actriz famosa por sus trabajos con Hughes, Molly Ringwald, también hace su cameo en la película.

Pero estas nos son las únicas referencias que podemos encontrar en la película. También se hacen parodias de otras cintas como "Sixteen Candles", "American Pie", "Cruel Intentions", "American Beauty", "Risky Bussiness" o "She's All That", cuya premisa de chico guapo que debe ligarse a la marginada del instituto es la premisa principal que se usa en la historia.

Entiendo que no es una película que pueda gustar a todo el mundo, puesto que las numerosas referencias que tiene durante todo su metraje son para conocerlas, para saber de dónde proceden y cómo se tergiversan en relación al original para conseguir momentos cómicos totalmente distintos. Pero para todo el que sea seguidor de este tipo de películas, que haya visto unas cuantas cintas clásicas como las de John Hughes y no haya visto esta, se la recomiendo encarecidamente puesto que cuenta con escenas que oos harán pasar un buen rato.

Fotos: Listal, SiteOffline & HotFlick