¿Quién es y qué quiere «Larry Crowne»?

Quien le mandará a Tom Hanks asociarse con Nia Vardalos --infame protagonista y guionista de películas tan despreciables como ella del tipo de "My Big Fat Greek Wedding" y "My Life in Ruins"-- para escribir el guión de "Larry Crowne", su segunda película como director. No es que un servidor sea un ferviente admirador del protagonista de "Philadelphia", me parece un actor noble y dedicado a su oficio, capaz de logros muy interesantes, como "Cast Away". Pero si tan sólo soy un discreto seguidor de su carrera como actor, lo cierto es que sí esperaba bastante más de sus cualidades como director, sobre todo después de haber demostrado su sobrada validez en una estupenda ópera prima como fuera "The Wonders". Y encima me lo pone difícil escogiendo como antagonista de su película a Julia Roberts, para sorprende consiguiendo una, vamos a decir, apropiada interpretación de una profesora de Universidad deprimida, llegando hasta parecerme encantadora la inevitable secuencia de su carcajada.

Entonces ¿dónde está el problema? Pues dónde va a ser, en el guión que ha escrito en colaboración con Nia Vardalos. Empezando por lo larga que es la presentación de la película, pues está claro que no estamos ante una película social sobre la manera de enfrentarse a la crisis económica, ni sobre el drama del primo lejano de "Forrest Gump" que debe volver a la escuela para medrar en la vida. No, estamos ante una comedia romántica cuyo argumento no arranca del todo hasta que no aparece en escena su antagonista femenina.

Además pareciera que Nia Vardalos estuviera anclada en el pasado haciendo que la película se vuelva en un trasnochado "Grease 2" para cincuentones en el que Larry Crowne no sólo vuelve a la escuela, sino que debe ser una especie de retarded que necesita involucrarse con un grupo de pandilleros ¿¡especialistas en feng shui!?, que no sólo le cambian la decoración de su casa, sino que le renuevan el vestuario. Luego en lugar de matricularse en la Universidad le hubiera bastado con irse a cualquier barrio marginal… Estoy hecho un lío, ¿qué película es esta? ¿Tendría Tom Hanks ilusión por salir conduciendo una moto?

Salvando el hecho de que la clase que imparte la señora Tainot (Julia Roberts) es más propia de un taller para la tercera edad que de un curso universitario, y que la premisa de la película es totalmente errónea porque si comienza perdiendo su trabajo a causa de su bajo nivel cultural, posteriormente veremos que un colega perderá también el trabajo a pesar de reunir las condiciones necesarias para su puesto. Además, él consigue un trabajo a mitad de la película, con lo cual, el mensaje de la película no era estudia para asegurarte un futuro. ¿Será que el mensaje era si no tienes pareja matricúlate en la Universidad que si no te gusta tu compañera de clase igual te ligas a la profesora? Y lo peor de todo es que al final, los dos personajes principales no me caen mal. Estoy confundo, ¿debería pedir cita con el médico?

No cabe duda que a pesar de las innegables lagunas del guión de la película, la responsabilidad del desastre final recae en el propio Tom Hanks, protagonista, director, co-guionista y co-productor de la película, que debería aplicarse aquello de que "quien mucho abarca poco aprieta". Quizás se dejó llevar por las previsiones realizadas por algún productor ejecutivo que viendo los resultados económicos de algunas de las películas de Nia Narvados, sumadas a los de las protagonizadas por Tom Hanks y multiplicadas por las de Julia Roberts, consideraba que la película iba a ser un éxito seguro. Pero lo cierto es que la película sólo sería soportable en una de esas cadenas de televisión en las que intercalan publicidad cada quince minutos, en bloques de diez, de manera que cada vez que volvieses sobre la película te hubieses olvidado de lo que estabas viendo.

1 estrella