Ben Affleck con el ojo puesto en «Line of Sight»

Tras cifras tan interesantes para los ejecutivos de Hollywood, como las que recaudara "The Town", que con un presupuesto estimado de treinta y siete millones de dólares, llegó a ingresar la cifra de ciento cincuenta y cuatro millones de dólares en la taquilla internacional, no es de extrañar que todos los estudios anden rifándose a Ben Affleck. Recién incorporado al rodaje de "Argo", que protagoniza y dirige, Affleck ha estado con el ojo puesto en proyectos como "American Bullshit" que llegaba a su mesa a principios de año, o el proyecto de ciencia-ficción "Replay", y teniendo todavía pendiente de aceptar o rechazar "The Trade", hace sólo unos meses firmaba para dirigir el remake de "Tell No One". Pero no está claro que este vaya a ser su siguiente proyecto pues estaría ligado a la producción de "Line of Sight", película que también dirigiría y protagonizaría para Warner Bros.

El argumento de "Line of Sight" se centraría en un comando de élite que transporta material delicado a la vez que tienen que vérselas con una amenaza global, siendo la particularidad del proyecto que la historia estaría contada a la manera de un videojuego de los denominados first person shooter, en los que se adopta la visión en primera persona del protagonista. Puede que los ejecutivos de Hollywood hayan pensado WOW, pero lo cierto es que no es lo mismo jugar en primera persona, que ver cómo lo hace otra persona. Además de que no es la primera vez que se realiza una película siguiendo esta premisa pues creo recordar que en 1947 (bastante tiempo antes de que surgiera la industria del videojuego) se realiza "Lady in the Lake", película protagonizada, y dirigida también, por Robert Montgomery en la que toda la acción se contaba con cámara subjetiva desde el punto de vista de su protagonista, que no resultó tan interesante como se esperaba.

Más recientemente tenemos el caso de "Enter the Void", la magnífica película de Gaspar Noé en la que toda la película está contada siguiendo al personaje protagonista, primero detrás de él y posteriormente a través de una psicodélica cámara subjetiva, con un resultado mucho más efectivo y contundente, pero que se debe a una intención determinada del director de la película, que no es precisamente la de entretener, como pudiera ser el caso de "Line of Sight", sino la de reflexionar. Aunque lo cierto esta técnica haría que, al menos un servidor, o tuviera que aguantar otra de las insoportables interpretaciones de uno de los peores actores del mundo. En cualquier caso, circula un gran interés por este guión de F. Scott Frazier, sobre el que posteriormente trabajara Peter O'Brien; ambos guionistas de videojuegos. El proyecto todavía no ha tenido luz verde, por lo que las cosas aún podrían cambiar.