Secuencias favoritas: la Historia de los Tres Hermanos en «Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 1»

Nadie dudaba de que “Harry Potter and the Deathly Hallows: Part II” iba a ser un auténtico taquillazo, que iba a batir récords de recaudación y que muchos fans la disfrutarían más que ninguna por tratarse de la última adaptación. Todo ello se está confirmando ya que ha batido el récord de recaudación en su día de estreno, en el día después y de todo el fin de semana, donde ha llegado a alcanzar la sorprendente cifra de 476 millones de dólares de recaudación en un sólo fin de semana en todo el mundo. Muchas películas, grandes producciones, están meses en taquilla y no alcanzan dicha cifra, por lo que tiene mérito en este aspecto.

Y todavía queda mucho ya que sólo ha pasado un fin de semana desde su estreno. Aún tienen que pasar muchas cosas. Por ello, ya que nos encontramos en unas fechas clave de la saga del famoso mago, quería dedicar esta sección de Secuencias Favoritas a una de sus películas, concretamente a la anterior a la que se estrenó el viernes, "Harry Potter and the Deathly Hallows: Part I", y en concreto a un corto animado que se incluye en ella, sin duda lo mejor que nos dejó la película de David Yates.

En este corto se narra la leyenda de las famosas reliquias de la muerte que dan el título a las dos últimas películas que nos han llegado de la franquicia, y al último libro en el que están basadas. Estas reliquias las entregó la propia muerte a tres hermanos con los que se encontró y cada uno de ellos hizo una petición: el primero la varita más poderosa del mundo, el segundo una piedra con el poder de la resurrección y el tercero una capa de invisibilidad. El que posea estas tres reliquias se convertirá en el señor de la muerte, por lo que Lord Voldemort se encuentra buscando una de ellas, concretamente la varita de saúco, para poder vencer a Harry Potter. Aquí os dejo el vídeo para que, os guste o no la saga de Harry Potter, disfrutéis de esta pequeña maravilla (click en la imagen):

Lo primero que destaca del vídeo es el peculiar estilo que tiene, aparte de que toda la historia se condensa en poco menos de tres minutos, es decir, que el equipo de animación tenía el complejo trabajo de condensar toda una historia con varios personajes con tres líneas argumentales en pocos minutos, y no sólo eso sino que el resultado final tenía que encajar dentro de una trama distinta no sólo en cuanto a los personajes sino también a nivel visual. En resumen, tenía una tarea muy complicada pero el resultado final es digno de mención.

Lo que tenían claro desde un principio es que querían meter un pequeño paréntesis animado a la película para contar esta leyenda, al igual que hizo Tarantino en "Kill Bill" para narrar la infancia de O-Ren Ishii, y para ello un equipo de 32 animadores estuvieron trabajando durante seis meses (la mayoría del tiempo para el diseño de personajes). En el diseño se basaron en la primeras películas de animación como “Die Abenteuer des Prinzen Achmed” y también en los teatros de títeres de sombra, en resumen, animación con siluetas.

Lo mejor es comprobar cómo dentro de la misma escena se da una contraposición de términos ya que se utilizan gráficos CGI para crear una escena que evoca una atmósfera antigua, una historia que tiene muchos años y por lo tanto estéticamente se quiere dotar a la secuencia de ese paso del tiempo con los tonos ocres. Pero no todo queda a nivel visual, que ya es un apartado que destaca especialmente, sino también la composición y la manera de narrar la historia.

Apenas hay cortes ya que la mayoría del tiempo la cámara se mueve libremente por el espacio para crear los planos necesarios en los que se desarrollan las pequeñas escenas que tienen lugar dentro de la secuencia. La libertad absoluta que permite la animación por ordenador es una de las grandes bazas de la secuencia ya que permite una conjunción perfecta entre el aspecto visual y el narrativo que pocas herramientas otorgan. Aparte de ello el equipo de animación también realizó un gran trabajo en la forma de exponer la historia puesto que sólo oímos la voz de Emma Watson narrándola mientras que simultáneamente vemos cómo ocurrió, sin música ni elementos externos.

Todo un ejemplo de lo que un ordenador y grandes artistas con mucha imaginación pueden conseguir, y sobre todo el principal argumento para no perderse la película, aunque no se sea fan de Harry Potter.

Fotos: Michelynp, FanPop & BlogHogwarts