Tendremos «WarGames» de nuevo

Parece que en MGM no conocen ese refrán que dice "el que no arriesga no gana", pues de lo contrario estarían en busca de nuevas ideas en lugar de resucitar éxitos del pasado como "Robocop", que actualmente prepara Jose Padilha, o "Carrie", de cuyo guión se está encargando Roberto Aguirre-Sacasa. Un nuevo título viene a sumarse a este delirio de remakes que ahora se empeñan en denominar reboot (como si nos fueran a engañar), se trata de "WarGames", la película de 1983 dirigida por John Badham y protagonizada por Matthew Broderick, Dabney Coleman, John Wood y Ally Sheedy. Un proyecto del que, tal y como publican en Deadline, se va a encargar Seth Gordon.

¿Y este quien es? Se preguntarán algunos. Pues se trata de un cineasta polivalente que lo mismo te factura un documental o dos, como "The King of Kong" o "Freakonomics"; te realiza un par de episodios para series de televisón como "Community", "The Office", "Modern Family" o "Breaking In"; o te dirige un par de comedias de enredo como "Four Christmases" o la todavía pendiente de estreno "Horrible Bosses".

Si bien es cierto que John Badham no es uno de los directores más brillantes del mundo, aunque tenga sus películas de éxito como "Saturday Night Fever", "Stakeout" o "Bird on a Wire", no se puede negar la efectividad de una película como "WarGames" que siendo estrenada como una película de ciencia ficción, acabó convertida en una historia real. Nominada en su momento al Oscar al Mejor Guión, Fotografía y Sonido, vista en la actualidad la película sigue manteniendo todo su atractivo al mostrar con veracidad los primeros ordenadores domésticos e introducir una figura que luego sería conocida como el hacker. Además, su argumento no se quedaba en una mera aventura de un adolescente que quería impresionar a su chica, sino que planteaba interesantes cuestiones éticas y morales, tanto las vinculadas a la paranoia de la guerra fría, como las que tenían que ver con la inteligencia artificial, los peligros de la excesiva informatización de los sistemas militares, o las dificultades de la seguridad en la red.

Para el que no haya visto la película, o no recuerde con exactitud su trama, recordarles que trata las peripecias de David (Matthew Broderick), que buscando a través de la red un nuevo juego lanzado por una compañía, acaba conectado a un ordenador del Ministerio de Defensa con el que juega a un excitante juego: la tercera Guerra Mundial. El problema es que igual la máquina no conoce la diferencia entre un juego y la vida real.

El único atractivo que tendría para mi un proyecto como este sería que actualizasen las premisas éticas que planteaba la película y las desarrollaran tanto en la realidad política actual, como a través del extraordinario avance que las nuevas tecnologías han tenido en la dos últimas décadas. Pero, no sé si la política entra dentro de los planes actuales de MGM, ni si se plantean si quiera hacer una película comprometida con la realidad. Quizás al final tan sólo tengamos una inocente peliculita de hakers molones que viven una chachi aventura en la línea de "Hackers". Estaremos atentos a lo que nos tengan que contar al respecto.