Chris Hemsworth y Armie Hammer: valores en alza

Los actores siguen siendo, din duda, las caras visibles de la industria del cine. Por eso el hecho de identificar un proyecto con un actor en alza, o conocido para el gran público por el éxito de alguna de las producciones en las que hayan participado, hace que, a menudo, corran rumores sobre uno u otro incluidos en tal o cual reparto, mayormente con la intención de sacar a delante el proyecto. Es el caso de Chris Hemsworth del que, tal y como se comenta en Deadline, se ha nombrado para interpretar al leñador en la producción de Universal "Snow White and the Huntsman". En cualquier caso, la cosa no está clara todavía, pues deben estar esperando la reacción del público tras el estreno estadounidense de "Thor", que tendrá lugar esta misma semana.

Quien sí está confirmado para participar en un proyecto de idénticas características es Armie Hammer, que interpretará al príncipe de "Snow Whtie", el proyecto dirigido por Tarsem Singh para Relativity Media, que protagonizará junto a Julia Roberts y Lily Collins. Sin duda estamos ahora hablando de todo un actor en alza que, tras interpretar a los gemelos Winklevoss en "The Social Network", uno de los más sonados largometrajes del año pasado, y rodar con Clint Eastwood en "J. Edgar", no sólo suena su nombre para "The Lone Ranger", el proyecto de Gore Verbinski, sino que, según comentan ahora en Coming Soon, parece ser la carta de presentación de "2:22", un thriller psicológico escrito por Todd Stein y Nathan Parker, responsables de los guiones de "Unbound" y "Moon", respectivamente.

Desde el momento en que leí el guión me di cuenta de que "2:22" era ese tipo de proyecto, extremadamente raro, una película especialmente cinética, visceral y misteriosa, que proporciona un viaje frenético al público, desde el mismo principio hasta la última secuencia.

Palabras del director del proyecto, Paul Currie, que tratará de vender el proyecto en el Festival de Cannes con la intención de poder empezar a rodar en otoño la enrevesada historia de Dylan, un controlador de tráfico aéreo que, gracias a una misteriosa luz cegadora que se manifiesta a las 2:22 horas, sale indemne de ser responsable de la colisión de dos aviones de pasajeros. Unos extraños acontecimientos que le llevan a conocer a Sarah, a la que se siente extrañamente ligado. Juntos descubren curiosas similitudes con su situación actual y un doble asesinato cometido en el pasado. Con un destino incierto, Dylan debe resolver el misterio de 2:22 para preservar un amor al que parece habérsele dado una segunda oportunidad.

Foto: International Business Times