Tráiler de «We Are the Night»: sí, vampiresas sexies

En el medio de la vorágine vampirística, no nos tiene que sorprender el hecho de tener a disposición más de un proyecto que con mayor o menor éxito, con mayor o menor calidad, logre aquello que gran parte de la industria se propone: ofrecer un producto de la industria cultural que logre aunar el candente tema de los chupadores de sangre con típicos elementos adolescentes, como la ropa, el éxito, la sexualidad, esas cosas. "We Are the Night" es un intento que, según el último tráiler cruzado con mi opinión personal, trata pero no consigue convertirse en un proyecto interesante para ver.

La cinta cuenta la historia de un grupo de mujeres de normal apariencia que logran un éxito rotundo en la vida: disfrutan de tener contactos, dinero, ser notablemente bellas y, de paso, portar armas y hacerse las femmes fatales en alguna que otra situación. Descubren pronto una chica que les parece que puede ser una perfecta candidata para formar parte de su especial grupo, el cual se revela rápidamente como compuesta por vampiresas que lo que van a hacer es iniciar a la chica en cuestión no sólo en las artes del vivir eternamente, sino también, claro, la de alimentarse de la sangre de otros seres humanos.

Es sabido que cualquier vampiro o vampiresa tiene que luchar contra un gran contrincante en cualquier historia en la que se encuentre: la del amor eterno. En esas estamos cuando el personaje de la recién iniciada se enamora de un miembro de la policía que comienza a perseguir a estas ladronzuelas. Aquí se encuentra la cuestión fundamental de la que queremos hablar: el cruce del género de aventuras con el romance para proponer una historia de fantasía al estilo de "Twilight", proyecto que ha rendido lo suficiente en la medida en que el público al que apuntan las grandes producciones es un público hecho-adolescente, infantilizado, el cual responde a estructuraciones narrativas que tienden a completar las mismas dosis de explosión emocional y romántica, sin importar mucho la posible densidad de un trabajo en cuestión. ¿Vale la pena quejarse tanto? No, estamos en el plano de la industria cultural, no del arte, así que de antemano sabemos/conocemos sus características.

Lejos de querer alejar a los lectores del blog, sí lo que quiero es invitarlos a la meditación. Les dejo el tráiler, espero que les guste o que, por lo menos, les suscite algún tipo de comentario igual o diametralmente opuesto al que puse, pero, al menos, les suscita algo.