Arthur Laurents tal como era: comunista, homosexual y guionista

Puede que llegue con algo de retraso, pero siento la necesidad de reivindicar la figura de Arthur Laurents, que trabajara con cineastas como Anatole Litvak, Max Ophüls, Otto Preminger, Sidney Pollack o Alfred Hitchcock, y que se encontraba recientemente trabajando en la nueva adaptación cinematográfica de "Gypsy", junto a Barbra Streisand, tal y como comentan en Deadline, y que falleció el pasado 5 de mayo, en su casa de Manhattan, a los 93 años de edad, a causa de complicaciones de una neumonía, tal y como publican en El universal.

I love to write and I had something to say / Me encanta escribir y tenía cosas que decir.

Palabras del propio guionista que naciera un 14 de mayo de 1918, en Nueva York, y que antes de desarrollar su carrera en Hollywood, tuviera una etapa radiofónica, para escribir después para Broadway los libretos de obras como Home of the Brave, que recogía sus experiencias en la segunda guerra Mundial y que posteriormente sería adaptada al cine por Stanley Kramer en la película homónima, The Time of the Cuckoo, que posteriormente él mismo convertiría en el musical Do I Hear a Waltz? y que sería película de la mano de David Lean en "Summertime"; West Side Story, basada en la conocida tragedia romántica de William Shakespeare, a la que incorporaría la excepcional música compuesta por Leonard Bernstein, y las excepcionales coreografías de Jerome Robbins, que servirían después de base para la maravillosa película dirigida por Jerome Robbins y Robert Wise en 1961 con el mismo título; o Gypsy, que sería furto de dos adaptaciones cinematográficas, una dirigida por Mervyn LeRoy teniendo a Natalie Wood como protagonista, y la otra más reciente protagonizada por Bette Midler bajo la dirección de Emile Ardolino. Posteriormente, Laurents también realizaría la adaptación teatral de la popular película de Edouard Molinaro, "La cage aux folles" para Broadway.

El primer proyecto cinematográfico en el que estuvo involucrado fue en "The Snake Pit", la película de Anatole Litvak, en la que ejercería uno de los principales cometidos por los que se le conocería, reescribir un guión, desechando las ideas poco consistentes y reforzando las virtudes que el guión original contuviera. El éxito de su labor llega a oídos de Alfred Hitchock, quien le contrata para "Rope".

Un controvertido proyecto cuyo objetivo principal sería americanizar una obra británica de Patrick Hamilton, a protagonizar por James Stewart y el que por esas fechas ya era compañero sentimental del propio Laurents: Farley Granger. El dilema de la adaptación era, precisamente, dar a entender la homosexualidad de los personajes protagonistas eludiendo la férrea vigilancia del código Hays, y del propio James Stewart, quien probablemente no hubiera interpretado un personaje abiertamente gay. Alfred Hitchcock quedaría tan satisfecho con su trabajo que le propondría colaborar en otros proyectos como "Torn Curtain" y "Topaz", que el guionista declinaría.

Antes de volver a trabajar con Anatole Litvak en uno de sus títulos más populares: "Anastasia", protagonizado por Yul Brynner e Ingrid Bergman, escribiría los guiones de "Caught", una película dirigida por Max Ophüls, y "Anna Lucasta", realizando posteriormente el guión de la inolvidable "Bounjour tristesse", para Otto Preminger. Aunque uno de sus mayores éxitos sería, sin duda, el trabajo que realizaría para Sidney Pollack en "The Way We Were", uno de los primeros giones cinematográficos que reflejaban una etapa tan oscura y sombría de la historia del cine estadounidense, como fue la caza de brujas, al que incorpora sus propias experiencias al haber estado incluido en la lista negra, debido, seguramente, tanto a sus puntos de vista políticos, como a sus tendencias sexuales.

Ganadora de los Oscar correspondientes a la Mejor banda sonora, para Marvin Hamlisch, y la mejor canción por el inolvidable tema principal de la película, "The Way We Were" obtendría otras cuatro nominaciones, entre las que, inexplicablemente, no se incluiría la de Arthur Laurents. La única nominación de su carera llegaría con su siguiente proyecto, "The Turning Point", una película de Herbert Ross que tendría entre sus protagonistas a Shirley MacLaine, Anne Bancroft y Mikhail Baryshnikov, y que sería el último guión cinematográfico que firmaría, para volver definitivamente al teatro.

Aunque no pudo hacerse con ningún Oscar, si sería premiado con varios premios Tony por su labor como dramaturgo y director teatral, así como por el Sindicato de Guionistas de América por su trabajo para "The Turning Point". Además de su larga relación con Farley Granger, su relación sentimental más longeva es la que mantiene con, el que en su momento fuera aspirante a actor, Tom Hatcher, y que tras cincuenta y dos años juntos falleciera en octubre de 2006.

Su filmografía puede ser breve, pero su influencia es, indudablemente, grande debido por haber sido, entre otros, el artífice detrás de una película tan memorable e inolvidable como "West Side Story", responsable también de su renovación reciente en la que incluye más texto en español para darle mayor verosimilitud. Un clásico moderno que permanece joven, al igual que la obra de Arthur Laurents permanece en nuestra memoria.

Fotos: Courant In Fernem Land Nicolas ABC News Los Angeles Times CU in the City