Carteles para «Horrible Bosses»: el psicótico, el manipulador, la comehombres

Caracterizar a un jefe suele ser una de las cosas más fáciles del mundo en la medida en que, bueno, como se sabe, el hecho mismo de ser jefe lo coloca en la perspectiva de alguien observado y analizado por todos los empleados que sí, efectivamente, más de una vez demuestra tener serios problemas en lo que se refiere a personalidad, intelecto o lo que sea: categoría del mal jefe, la más inmediata, la más a mano. Y si ya nos ponemos un toque puntillosos, la construcción que los varios actores convocados para la venidera "Horrible Bosses" realizan tiene que ver precisamente con esta atención a los detalles: si no, como prueba, los carteles lanzados por estos días con respecto a la venidera cinta.

Kevin Spacey hace del psicótico que un día dice una cosa y otro día otra, uno de esos tipos que se encargan de que cualquier empleado sea luego candidato firme al manicomio. Por el lado de Colin Farrell --- cuya transformación es alucinante --- se encarga de personificar a ese clásico jefe que fuerza a su empleado de confianza a hacer el trabajo sucio mientras el se mantiene limpio, lejos de cualquier tipo de dedo acusador. Y, finalmente, la hermosísima Jennifer Aniston no hace otra cosa que interpretar a una jefa con perfil de come-hombres, alguien que se va a encargar de que cualquier posibilidad de que su empleado tenga una sana relación con su prometida sea viable.

La serie de carteles es más que interesante: largada en el mercado inglés, es bastante probable de que pronto contemos con las correspondientes versiones locales, pero claro, no descuento el hecho de que en varios mercados en lugar de tener cuatro modelos contemos con sólo uno. Por otro lado, Jason Bateman --- ¿no pone una cara clásica de su personaje en "Arrested Development"? ---, Charlie Day y Jason Sudeikis poseen toda la expresión facial necesaria para mostrar el límite al cual estos muy buenos empleados son empujados: ¡hay que asesinar al jefe!

El tráiler, como hemos podido ver, es un muy buen extracto de lo que nos espera: entretenido, a mi juicio, deja muy patente un hecho que no me voy a cansar de repetirlo: ¡qué linda está Aniston! Hace mucho tiempo que no se presentaba tan sexy. No sé si no me voy a poner del lado de ella durante toda la película. Aquí los carteles para que los disfruten.