Cannes 2011: vino, mostró y veremos si vence

A mitad de camino entre David Lynch y Terrence Malick debe esa la última propuesta de Pedro Almodóvar, "La piel que habito", presentada muy temprano el la jornada del jueves. La comparación con los ilustres cineastas estadounidenses la menciono porque en la rueda de prensa, el manchego, como es habitual en él, se empeña en explicarnos de dónde saca las influencias de su película. Como si no fuera obvio:

Este género corresponde a la etapa actúa de mi vida. En mis comienzos hacía más bien comedias pop. Tenía ganas de acceder a otros géneros cinematográficos, aunque no respeto estrictamente los códigos. Pienso que volveré a hacerlo. Y para esta película también me he dejado influir por Fritz Lang. (…) Pensé en el mito de "Frankenstein" después, y sobre todo al mito de los Titanes y Prometeo.

Curioso que no mencione la película de Georges Franju, "Les yeux san visage". ¿Será que no la ha visto? No me lo creo. Un cinéfilo tan aplicado como él, con esas colecciones de DVDs que muestras en todas y cada una de sus películas. A lo mejor tuvo un lapsus. Lo que está claro es que le pierde la boca porque mucho me tengo que equivocar si no estaba pensando en "The Tree of Life" cuando dijo sobre su propia película:

Es una historia de supervivencia en condiciones extremas, y eso es también la historia de la humanidad.

El director estuvo acompañado por Elena Anaya, Marisa Paredes, Blanca Suarez y Antonio Banderas, además de su hermano y productor de casi toda su filmografía Agustín Almodóvar. Sobre la recepción de la película la cosa no esta clara, pues si bien es cierto que ha suscitado casi tanta expectación de crítica y público que la de Terrence Malick, lo cierto es que mientras unos medios la califican de entusiasmada, otros la tildan de discreta. Rectifico, como viene siendo habitual, cuando la prensa española ha salido fría de la sala, la extranjera ha salido entusiasmada.

Cannes 2011 - «La piel que habito» de Pedro... por cine365

En el año en el que se cumplen cincuenta años de la Palma de Oro de Luis Buñuel por "Viridiana", ¿podría haber una nueva Palma de Oro para el cine español? Igual a Takashi Miike no le hace mucha gracia, que en la misma mañana presentaba "Ichimei", un remake de "Seppuku", la película de Masaki Kobayashi que fuera Premio Especial del Jurado en 1963. Con o sin premio, la película de Miike, aunque ha sido recibida con pocas expectativas, lo que ya tiene es un título, el de haber sido la primera película en 3D en competir en la sección oficial del festival.

Y en este día de recuerdos, la sección Cannes Classics se ha homenajeado a una de las obras maestras de Stanley Kubrick, la película de 1972 que adaptara la novela de Anthony Burgess ofreciendo la proyección del documental "Il était une fois… Orange Mécanique". dirigido por Michel Climent y Antoine de Gaudemar y la propia homenajeada: "A Clockwork Orange". El homenaje se completa con la clase magistral que Malcolm MacDowell ofrece hoy mismo.

Fotos: El Espectador