Cannes 2011: lo que quedó del fin de semana

Hacemos balance de lo que ha sucedido en Cannes un fin de semana en el que, además de haberse ido estrenando diferentes títulos de la sección oficial, han tenido lugar momentos tan esperados como la inauguración de la sección Un Certain Regard, con "Restless", la última película de Gus Van Sant, protagonizada por Mia Wasikowska y Henry Hopper, hijo del mítico Dennis Hopper; o el multitudinario estreno de "Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides", que congregó a multitud de fans y periodistas ante la presencia de Johnny Depp, Penélope Cruz y Geoffrey Rush. Pero comencemos dónde lo dejamos, que fue en la presentación de "Habemus Papam":

Las diferencias jerárquicas del Vaticano siempre han intervenido en la vida política italiana, pero me parece que estos últimos años los partidos políticos han sido especialmente sensibles a la posición del Vaticano.

Estrenada en Italia desde el mes de abril, la película de Nanni Moretti está cosechando un buen resultado en taquilla, aunque casi es obvio decir que el Vaticano no la ha recibido de la misma manera. Igual que la crítica presente en el festival pero, de nuevo obviamente, por razones diferentes, aunque el cineasta ha declarado que el Vaticano no ha intentado intervenir en ningún momento sobre la película. A pesar de que tiene sus defensores, y resulta una película simpática, muchos echan de menos algo más de la habitual crítica y mordacidad del cineasta italiano. Lo que sí parece haber convencido es la interpretación de Michel Piccoli, mítico actor francés, colaborador de ilustres Luises españoles como Buñuel y Berlanga y que algunos se atreven a nominar para el premio de interpretación, más por toda su trayectoria que por la película en sí. Aunque debemos recordar que esto no es Hollywood y raramente se producen ese tipo de consideraciones.

Esperaban un filme de denuncia y por eso tuve aún un mayor motivo para no denunciar lo que ya sabemos, los escándalos de pedofilia. No me quise condicionar por la actualidad. La gente pensaba que iba a ver lo que ya sabía y por eso hice algo diferente. No aprovecharé para hacerme víctima, porque no me gusta jugar ese papel

Arropada por once de los integrantes de su reparto, la actriz y directora Maïwenn, anteriormente pareja sentimental de Luc besson, también presentaba el viernes "Polisse", su tercera película.

Lo que me dio ganas de hacer la película es la pasión de los policías y el escudo que se forjan para protegerse de la miseria humana. Lo que me hizo ir más allá es todo lo que gira en torno a la infancia, es el vínculo entre todas mis películas: la infancia, la paternidad y la maternidad.

Un título que ha tenido buena acogida y que se desarrolla en ese límite, tan del cine francés, entre la ficción y el cine documental, y del que se comentó el uso que hace su directora de la improvisación, con el objetivo de lograr la máxima veracidad y espontaneidad por parte de su equipo de actores y actrices. Que al igual que su directora, pasaran un tiempo con antiguos policías de la BPM, tanto para asimilar el oficio de policía, como para fomentar las relaciones del grupo y que se pudieran crear lazos cercanos e interioridades entre todos ellos.

Emir Kusturica, presidente del jurado e la sección Un certain Regard y ganador de la Palma de Oro en dos ocasiones: en 1985 por "Otac na sluzbenom putu" y en 1995 por "Undergound", fue uno de los protagonistas del sábado, al recibir la insignia de Caballero de la Orden de la Legión de Honor. Momento que el cineasta aprovechó para agradecer al Festival de Cannes por su defensa de la diversidad cultural y la visibilidad internacional que ofrece a cinematografías minoritarias y periféricas.

A casi nadie le sonará el nombre de Markus Schleinzer, director de "Michael", que se presenta en Cannes con su primera película. Pero si comentamos que antes de cineasta fuera el director de casting de algunas de las películas de Michael Haneke, quizás no sorprenda tanto que su película gire en torno a la complicada relación entre un niño de diez años secuestrado por un pedófilo treintañero, cuya interpretación, por parte de Michael Fuith ha sido lo más destacado de un recepión controvertida. Con ecos de la historia real que le sucediera a Natascha Kampusch, el director ilumina sobre sus motivos para centrarse en una historia tan dura:

Siempre existe una relación entre dos personas que viven juntas. ¿Pero cuál es su naturaleza aquí? Eso es lo que he querido contar. Porque el criminal no intenta otra cosa que vivir de forma muy convencional.

Y de la nueva ola del cine israelí llega una comedia de Joseph Cedar: "Hearat Shulayim (Footnote)". Un título que aunque evoca la religión y recoge el conflicto entre israelíes y palestinos. Se centra en el día a día entre un padre y un hijo cuya rivalidad se traduce en unas cómicas situaciones debido a la diferente interpretación que cada uno de ellos hace del Talmud, piedra central de la literatura rabínica. Una película que si bien parece haber gustado, tampoco ha dejado una gran huella en los que la ha visto, no así las palabras de su director:

Esta película no trata sobre el conflicto a nivel nacional sino que es una historia personal. Refleja la voluntad de vivir tranquilamente en Israel. En el Talmud, se dice que no hay que hacer a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros. En una palabra, la compasión. Nuestro país carece terriblemente de compasión.

Además de la presentación en la sección Un Certain regard del último título del magnífico cineasta coreano Kim Ki-Duk, "Arirang", una de las protagonistas del domingo fue Faye Dunaway, que no sólo ha sido homenajeada en el cartel oficial del festival, sino que recibió la Insignia de oficial de la orden de las Artes y las Letras, de mano del ministro de Cultura francés, Frédéric Mitterrand. Una condecoración que la actriz agradeció por encima del Oscar que recibiera en 1977 por su interpretación en "Network". Y también agradecido fue la crítica con el pase de "The Artist", la película dirigida por Michael Hazanavicius que fue celebrada con un sonoro aplauso y sobre la que el cineasta se explicaba así sobre sus motivos para abordar como tema el cine mudo cuando pareciera que estamos en la época del 3D:

El cine mudo es un cine muy emocional, sensorial, el no utilizar textos le hace volver a una forma de narración muy esencial que sólo funciona a través de las sensaciones que se crean.

De momento su película ya va a tener distribución internacional, pues los hermanos Weinstein ya han comprado sus derechos de distribución. Y otros hermanos, aunque belgas, Jean-Pierre y Luc Dardenne, fueron los que presentaron el mismo día "Le Gamin au vélo", un relato minimalista alrededor de una relación padre e hijo, que cuenta entre sus protagonistas con Cécile de France, que participara en "Hereafter", el último título estrenado de Clint Eastwood. Algo inusual pues los ganadores de la Palma de Oro en dos ocasiones, nunca suelen trabajar con caras conocidas con el objetivo de conseguir ese cine tan naturalista que les caracteriza y que ya les ha deportado dos Palmas de Oro: una en 1999 por "Rosetta" y otra en 2005 por "L'enfant". Veremos a ver qué consiguen este año en el que tendrán que vérselas con una de las películas más esperadas del festival: "The Tree of Life", que se presenta hoy mismo.

Foto: Zimbio Estrella Digital James Pot