«The Hobbit» se rodará y proyectará a 48 fotogramas por segundo

Eso es al menos lo que podemos extraer de unas recientes informaciones que han aparecido en Facebook donde el director de la película, Peter Jackson, afirma que así será. Hace un par de semanas que por fin comenzó el rodaje de esa nueva adaptación sobre una obra de Tolkien, que se dividirá en dos largometrajes, y ya nos llegan noticias de lo que podrá ser. Según esa nota escrita por el director, encuentran muchísimas ventajas en rodar 48 fotogramas por segundo en lugar de los estandarizados 24, especialmente por las escenas de acción y movimientos rápidos de cámara que se puede ver más nítidamente.

La clave para entender esto es que este proceso requiere una velocidad de 48fps tanto en grabación como en proyección, a diferencia de los tradicionales 24fps (las películas se han rodado a 24fps desde finales de los años 20). Así el resultado es el de una velocidad real, pero con un aumento notable en claridad y suavidad. A 24fps cada segundo parece correcto (y hemos visto miles de películas así en los últimos 90 años) pero no deja de haber un notable desenfoque en cada fotograma, en los movimientos rápidos, y si la cámara se mueve con velocidad la cámara puede vibrar o dar un efecto estroboscópico

Además afirma que para el 3D es mucho mejor puesto que no influye de manera negativa en los ojos ni supone un cansancio para la vista estar viendo tanto tiempo una película con esta técnica, ya que la nitidez y claridad es mucho mayor:

Grabando y proyectando a 48fps se solventan muchos de estos temas. La imagen resulta mucho más realista y más fácil de ver, especialmente en 3D. Hemos estado viendo tests y tomas diarias de "The Hobbit" en los últimos meses a 48fps, y muchas veces nos sentamos durante más de dos horas sin notar ningún tipo de cansancio ocular derivado del 3D. Se ve genial y nos hemos acostumbrado a esa forma de proyección hasta el punto de que cualquier otra experiencia cinematográfica resulta primitiva

Pero si todo esto es así, ¿cómo no se había dado cuenta nadie antes y se había variado la velocidad de rodaje y de proyección? Como muchos de los problemas de este mundo, el causante es el dinero, puesto que se gastaría muchos más rollos para rodar y todo ello aumentarías los costes de producción. Así es cómo lo comenta Jackson:

Originalmente, 24 fps fue elegido sobre la base de los requisitos técnicos de la temprana época del sonido. Sospecho que era la velocidad mínima necesaria para obtener algún tipo de fidelidad en el audio de las pistas de sonido ópticas. Ellos se han asentado en esta velocidad mínima por el costo material de la película. La película de 35 mm es cara, y el costo por pie (para comprar el material negativo, manipularlo e imprimirlo) ha sido una parte muy importante de cualquier presupuesto de una película

¿Será esta una nueva técnica que cambie la visión que tenemos del cine para siempre? Creíamos que el 3D sería la nueva técnica que se implantaría en el mundo del cine, sobre todo cuando algunos autores también la están usando en sus obras, como el caso de Herzog, pero puede que finalmente sean los 48fps. Tendremos que ver algún avance de "The Hobbit" para comprobarlo con nuestros propios ojos.