Soundtracks: 7 maneras de escuchar a The Beatles

No cabe ninguna duda sobre el impacto e influencia que The Beatles tuvieron no sólo en la música, sino en la cultura popular de los años sesenta, influyendo todavía hoy en día a todo tipo de bandas y artistas. Precursores del formato audiovisual que hoy conocemos como videoclip a partir de títulos como "A Hard Day's Night", "Help!", "Magical Mystery Tour", "Yellow Submarine" y "Let It Be".

Quizás el cine, fiel reflejo de la sociedad en muchas ocasiones, no haya sido tan fidedigno con su música, dadas las pocas inclusiones que de sus temas podemos encontrar en el cine, sobre todo comparándolos con otras bandas menos influyentes pero que gozan de mayor presencia cinematográfica. Quizás se deba al hecho de que Michael Jackson comprara los derechos de reproducción del catálogo de The Beatles compuesto entre 1964 y 1970, tal y como se publicaba en El país. El trailer "Tokio Blues (Norwegian Wood)" ha servido para hacerme reflexionar sobre las veces que hemos escuchado la música compuesta por la banda formada por Paul McCartney, Ringo Starr, George Harrison y John Lennon.

¿Y a dónde dices que vas ahora, jovencita?
¿Qué a dónde voy? ¡¡¡Me voy a Liverpool, a descubrir a The Beatles!!! ("Peggy Sue Got Married")

Alusiones a la banda a través del cine ha habido en películas como "Prick Up Your Ears" en la que Joe Orton (Gary Oldman) recibía un encargo de escribir para la banda; "Backbeat", que reconstruía los inicios de la banda con cinco miembros antes de que saltaran al éxito; "El amor perjudica seriamente la salud", cuyo argumento se desarrolla a partir del primer concierto que la banda de Liverpool dieran en la España franquista; "That Thing You Do!", en la que la estética de la banda protagonista The Wonders, respondía a la propia estética de The Beatles; o "I Am Sam" en la que se desarrolla una emocionante conversación en torno a Geroge Harrison.

All you need is love ("Moulin Rouge")

Hemos escuchado sus canciones, pero sobre todo en series de televisión y películas documentales, aunque también se han podido escuchar en algún que otro largometraje como "Shampoo", "Coming Home", "Superman III", "Mala noche" o, más recientemente, "The Social Network". Sin embargo, casi ninguna de sus canciones ha sido empleada en las suficientes películas como para ofrecer siete interpretaciones del mismo tema, o quizás las siete en la que aparezca alguno de los temas más repetidos, como Twis and Shout, no sean tan interesantes como para señalarlas. Por eso voy a permitirme destacar siete películas que hayan utilizado de alguna manera relevante algún tema de The Beatles. Obviamente, me dejaré alguno fuera, pero no tienen más que comentarlos a continuación para que quede constancia de su película favorita en la que se puede escuchar algún tema de The Beatles.

Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1978, Michael Schultz)

Excéntrica y delirante como ninguna, auténtico homenaje a la banda de Liverpool, que lleva a la pantalla una ópera rock, apropiándose del nombre de su octavo álbum de estudio: Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band e incluyendo temas tan conocidos como Strawberry Fields Forever, Lucy in the Sky with Diamonds, Penny Lane o A Day in the Life. El argumento de la película se desarrolla a partir de Billy Shears, siendo el nieto del famoso Sargento Pepper, conoce a la banda Lonely Hearts Club Band, personificada por la banda del momento: The Bee Gees. Billy será el protector del instrumento mágico de la banda, intentando evitar que los chicos malos liderados por el magnate de la música B.D. Brockhurst lo robe. En el fragmento pueden disfrutar de cómo se utiliza un tema tan intenso e hipnótico como I Want You (She's So Heavy), compuesto originalmente por John Lennon e incluido en un álbum posterior: Abbey Road.

The World According to Garp (1982, George Roy Hill)

Basada en una conocida novela de John Irving y protagonizada por Glenn Close y Robin Williams que contaba la historia de T.S. Garp, hijo de una enfermera soltera autoritaria y feminista. A pesar de que logra convertirse en escritor, casrase y tener un hijo, su vida parece estar marcada por el desastre y el fracaso, teniendo que vérselas en más de una ocasión con la cruzada feminista encabezada por su propia madre. Los hermosos títulos de crédito de la película venían acompañados por el tema When I'm Sixty Four, compuesto por Paul McCartney, que aparecía también en el álbum de 1967 Sgt. Pper's Lonely Hearts Culb Band.

Once Upon a Time in America (1984, Sergio Leone)

Muchos somos los que amamos la que fuera última película de Sergio Leone. Uno de los momentos más emocionantes de la película era cuando se producía el retorno de Robert De Niro, en el que el cineasta italiano hace uso de una impresionante elipsis en la que pasado y presenten se unen gracias a una puerta y las notas de Yesterday. Uno de los más conocidos temas de la banda que fuera compuesto originalmente por Paul McCartney, grabado para el álbum Help!

Ferris Bueller's Day Off (1986, John Hughes)

Puede que muchos prefieran la versión que se escucha en "The Curious Case of Benjamin Button", pero ciertamente el espíritu gamberro de esta película protagonizada por Matthew Broderick, parece encajar mejor con Twist and Shout, una canción escrita originalmente por Phil Medley y Bert Russell, grabada primero por Top Notes y versionada después por The Isley Brothers, aunque ninguna de ellas fue tan conocida como la que publicaran The Beatles en su primer álbum: Please Please me.

Withnail & I (1987, Bruce Robinson)

Pocas canciones son tan tiernas y entrañables como While My Guitar gentry Weeps, un tema compuesto por George Harrison e incluido en el White Album, a pesar de que no inspirara realmente a los otros tres componentes del grupo. Lo que no impide que la canción ocupe el puesto 135 en la lista de la revista Rolling stones como una de las mejores canciones de todos los tiempos. Siguiendo la dificultosa trayectoria de la canción para ser edita, tampoco la película ha tenido mucho éxito internacionalmente, a pesar de ser un título aclamado por el público británico.Producida por la productora del propio Harrison, incluía en su reparto una de las primeras interpretaciones de Richard E. Grant.

The Unbearable Lightness of Being (1987, Philip Kaufman)

Adaptación de la famosa novela de Milan Kundera, protagonizada por unos primerizos Juliette Binoche y Daniel Day Lewis, y uno de los primeros papeles internacionales de Lena Olin. Uno de los momentos más emotivos de la película se produce cuando Juliette Binoche hace fotografías de una Praga en libertad, antes de ser invadida por los soviéticos, al compás de una versión checoslovaca de Hey Jude. Un tema compuesto por John Lennon, publicado como primer sencillo del sello discográfico de la formación: Apple Records.

Bowling for Columbie (2002, Michael Moore)

La conocida película de Michael Moore, ganadora del Oscar al Mejor Documental, tomaba como punto de partida los lamentables sucesos ocurridos en el instituto de Columbine en 1999, para tratar de hacer una reflexión sobre la naturaleza de la violencia en los Estados Unidos de América. Entre las canciones que incluía su banda sonora se encontraba una composición de John Lennon incluida en The White Album, que con la lectura literal que se hacía de ella a través de las imágenes, cobraba un insólito y sobrecogedor sentido: Hapiness Is a Warm Gun.