Keanu Reeves también se pasa a la dirección

Confirmado: se ha puesto de moda en Hollywood que los actores se pongan tras las cámaras y comiencen a dirigir a otros, o a sí mismos, en películas. La última noticia que hemos conocido al respecto ha sido la que tiene que ver con Keanu Reeves, que según Collider ha anunciado cuál será su próxima película. Se titulará "Man of Tai Chi" y estará dirigida por él mismo, aparte que interpretar al antagonista de la misma.

Hoy mismo os anunciábamos que Meg Ryan también cambiaba de rol para ponerse tras las cámaras en su próximo largo, y otros tantos también han decidido cambiar su forma de trabajar en el cine, como por ejemplo James Franco. Todo esto no quiere decir que los nombres que he mencionado no los volveremos a ver en los créditos como intérpretes: sólo es un pequeño cambio en sus carreras que puede salirles bien o no.

En el caso de Keanu Reeves, la película que dirigirá tratará, como habéis podido adivinar por el título, de kung fu. Parece que el actor es un gran seguidor de este tipo de películas y quiere realizar una obra ambientada en la actualidad pero que tenga numerosas connotaciones de los clásicos del subgénero. Por ahora parece que la película lleva bastante avanzado puesto que, según declaraciones del actor y ahora director, ya tienen contadas el número de peleas que aparecerán e incluso los minutos totales que tendremos de este tipo de escenas:

Hay 18 peleas. Las hemos cronometrado. Serán unos cuarenta minutos de escenas de lucha. Quiero hacer una buena y sólida película de kung fu. Buena historia, buena trama y también buen kung fu

El actor se encuentra actualmente rodando "47 Ronin", la película donde interpretará a un samurai sin señor. Quizá esta pasión por lo oriental le haya venido durante el rodaje de esta película. En cuanto a "Man of Tai Chi" aún no se conocen datos sobre las posibles fechas para el comienzo de la producción e incluso del estreno. Parece ser que el actor pretende que sea una co-producción entre Estados Unidos y China, para que se hablen los dos idiomas en la película, algo que por el momento no está cerrado. Algunos de los rumores que han surgido a partir de aquí sería comprobar hasta qué punto la censura china le permitiría mostrar algunas cosas o no en la obra, en caso de que finalmente se diera la co-producción.