Me «Rio» de Janeiro

Admito que no soy un gran admirador de la trayectoria de Carlos Saldanha, director de "Rio". Quisiera pensar que siendo el único director ligado a las tres partes de "Ice Age", debe ser el responsable de un personaje como la entrañable ardilla Scrat, única cosa que a un servidor le merece la pena de la trilogía del hielo y que tuviera su propio momento de gloria (ardilla y director) en el cortometraje "Ice Age: Gone Nutty", que fuera Nominado al Oscar al Mejor Cortometraje de Animación.

Y lo menciono porque si por un lado considero notable su esfuerzo por proporcionar un producto mucho más ambiciosoy compacto que sus anteriores obras, con personajes consistentes, conflictos interesantes, subtramas y todas esas características que convierten un producto entretenido de cine de animación en una obra artística que llega tanto a mayores como a pequeños, no considero que haya sido totalmente así.

A pesar de que ciertamente es una película entretenida y hasta divertida en algunos momentos, quizás se note en exceso sus ganas de igualarse con filmes como "Rango" y "Up", a los que de alguna manera se alude tanto por el catalizador de la trama, a la primera, como por la secuencia que sirve para enlazar el inicio de la historia con el momento en que se produce el conflicto, a la segunda. Trasluce a la vez un intento (fallido) por conseguir un producto a la altura de Pixar, aunque también se nota que no han acudido a las fuentes a las que estos acuden: Ghibli.

El problema está en el guión, pues las decisiones de los personajes se notan débiles y forzadas, sin encontrar realmente un motivo que les lleve a hacer, o no querer hacer, lo que después hacen. No cabe duda que la fuerza de la película radica en su espectacularidad visual, proporcionada tanto por la vistosidad de los carnavales de Rio, como por los exuberantes plumajes de la fauna y flora que revolotean por la selva amazónica.

Es de lamentar que Carlos Saldanha se haya limitado a mostrar los tópicos típicos de Río de Janeiro, sobre todo siendo natural de la misma ciudad: carnaval, fútbol y fiesta, vamos como si alguien hiciera una película ubicada en España y sólo mostrara fútbol, siesta, toros y otra vez fiesta.

Aunque claro, una cosa sí me ha molestado de verdad: Lionel Richie ¿"un genio que nunca falla"?. Por favor, que alguien le explique a Carlos Saldanha a utilizar Spotify, porque intuyo que eso no ha sido cosa de John Powell.
2 estrellas