Samurais versión Takashi Miike: tráiler internacional de «Thirteen Assassins»

El cineasta de culto Takashi Miike prepara el estreno internacional de su última película, "Jûsan-nin no shikaku (Thirteen Assassins)", una historia de acción desarrollada en el final de la era feudal de Japón, en la que un grupo de trece samurais en paro son reclutados para derrocar a un sádico señor feudal e impedirle acceder al trono. Lo que acaba convirtiéndose en una misión suicida tal y como se puede apreciar en su tráiler.

Proyectada en el último Festival de Venecia y ganadora del Premio del Publico en el festival de Sitges, quizás esta historia con ecos de "Shichinin no samurai (Los siete samurais)" deje de lado una de las característcas del cine de Miike, que siendo prolífico en secuencias de sexo y violencia explícitas, parece que deja de lado en este caso el sexo, para ofrecer una pletórica abundancia de violencia. Lo que parece va a terminar por dar el espaldarazo definitivo a un interesante y peculiar cineasta que irrumpiera por primera vez en las pantallas internacionales con la impactante "Audition". Todavía se me ponen los pelos de punta cuando escucho "kiri, kiri, kiri".

Prolífico como pocos cineastas, Takashi Miike es capaz de escribir y dirigir dos, tres y cuatro películas al año, de las que sólo algunas han llegado a nuestras pantallas, como "Dead or Alice: Hanzaisha" y sus secuelas, "Koroshiya 1 (Ichi the killer)", "Chakushi ari (Llamada perdida)" o "Izo", que incluía en su reparto a otro cineasta japonés imprescindible como es Takeshi Kitano.

En el reparto de "Thritenn Assassins" quizás puedan reconocer a Kôji Yakusho, que participara en otros títulos como "Shal we dansu?", quu tuviera su remake estadounidense en "Shall we Dance?"; "Unagi (La anguila)", dirigido por Shoei Imamura que fuera, precisamente fundador de la escuela cinematográfica en la que estudiara Miike; o "Silk", la película basada en la sensacional novela de Alessandro Baricco.

"Thirteen Assassins" se estrena el próximo 29 de abril en las salas estadounidenses . Esperemos que Magnolia Pictures no tarde demasiado en ofrecer la película por otras latitudes internacionales.