Tom Hanks… ¿contra los piratas?

Muchos chistes se han realizado con respecto a la noticia debido a que todo el mundo, en la actualidad, a la hora de pensar en un pirata piensa en Johnny Depp, lo cual es algo lógico estando la continuación de "Pirates of the Caribbean" (2003) a pocos días de llegar a la gran pantalla y volver a enamorar a todos. Fuera de estas humoradas medio de última hora --- de las cuales estamos tentados en participar, claro está ---, Tom Hanks se ha convertido en uno de los posibles participantes del proyecto cinematográfico que planea transformar en filme la historia verídica del capitán Richard Phillips en una intrigante y seguramente exitosa historia.

Phillips fue capturado en el año 2009 por unos "piratas" modernos provenientes de Somalia que, a cambio de mantener cautivo a este marino en particular, decidieron no secuestrar el barco con su tripulación, el ahora mítico Maersk Alabama. Claro que no fue idea precisamente de los bucaneros, sino que este capitán se entregó valerosamente con el fin de evitar que sus subordinados sufran, pasando tres peligrosos días bajo el ojo vigilante de estos muchachos. Finalmente, Phillips fue rescatado y regresó a Estados Unidos como un héroe, recibiendo no sólo el saludo de todo un país, sino también un contrato para que escriba sus memorias y, de paso, alguna que otra mención a una posible película, la cual ahora Sony Pictures se encargará de producir.

Más allá de lo interesante de la cuestión, es importante destacar que este tipo de historias tiene todos los elementos como para convertirse en un proyecto más que exitoso que represente no sólo otro de los puntos a favor en la carrera de Hanks, sino también una buena porción de dolares en los bolsillos de los responsables de la realización: tenemos un héroe que se sacrifica por los suyos, unos enemigos implacables --- habrá que ver cómo Hollywood los retrata --- y una situación que termina bien, en el clásico final feliz.

Por el momento, Hanks tiene en su poder el guión de Billy Ray, además de contar con el apoyo de los productores en sí, el mismo grupo que se encargó de llevar adelante The Social Network (2010): Scott Rudin, Michael De Luca, Dana Brunetti y Kevin Spacey; toda una serie de sustantivos propios que representan un éxito más que seguro, por lo que no nos quedan muchas dudas con respecto al lindo futuro de todo este trabajo. Confiemos en que el guión sea medianamente coherente: cuántas historias se han perdido por no tener una buena adaptación realizada, cuántos...