Todo listo para «Factory Girls»

Se sabe de la complicada situación con la censura dentro del territorio de China por estos días: varias han sido las situaciones en donde más de una producción artística o cultural ha tenido que verselas con el ojo censor del estado --- pienso ahora en que Bob Dylan, por caso, tuvo que esperar la aprobación de la lista de temas de su próximo recital en ese país antes siquiera de transportar cualquier tipo de equipamiento ---. Sera por eso que la noticia de que Factory Girls, el libro de la periodista Leslie T. Chang que toca el complicado tema del trabajo femenino en la China contemporánea, tendrá su correspondiente adaptación a la gran pantalla es una noticia que está levantando cierta polvareda en los medios especializados.

Leslie T. Chang procedió, en su momento, a realizar varias entrevistas con el fin de poder recuperar material para un libro que revisa las condiciones de las trabajadoras migrantes de China: el trabajo despertó en interés de la directora chino-holandesa Yuen Yanting, quien en el año 2005 tuvo una muy buena recepción de su película "Yang Ban Xi, de 8 modelwerken", un documental que se detenía en el desarrollo de los espectáculos de propaganda que reemplazaron a las obras de ópera durante la Revolución Cultural.

Con respecto a la sitaución de la censura, que la propia directora sufrió con su material, Yanting afirmó:

Para hacer esta película vamos a tener que realizar fuertes elecciones. No estoy pensando mucho en la censura en este momento, sólo quiero estar habilitada para contar una buena historia.

Como bien declara más tarde la realizadora, muy pocas películas se acercan de verdad a lo que está sucediendo en estos momentos en China, sólo quizás el cine de Jia Zhangke, pero no mucho más. La idea de Yanting es enfocarse en la vida de la protagonista del libro de Chang, Min, quien va rebotando de un trabajo a otro a lo largo de todo el texto.

Lo interesante de la cuestión es que tanto la directora como la escritora tienen una misma procedencia: nacidas en China, sus respectivas familias se mudaron pronto a otro territorio, por lo que conservan tanto la perspectiva natal como la adquirida a lo largo de su crecimiento: la propia directora lo confiesa, ambas tienen una perspectiva del citado país desde dentro y desde fuera, como si se sintieran incómodas en cualquiera de las posiciones que circunstancialmente ocupan.

Si bien tendremos que esperar para tener más novedades, realmente esta película, por la manera en que está planteada, puede ser un excelente filme que no nos tendríamos que perder.