Spielberg planea la película de Wikileaks

Era cuestión de tiempo. Después de todo el revuelo que se formó en torno a las filtraciones que Julian Assange publicó en su página web, Wikileaks, donde los cables ponían en entredicho la Guerra de Irak, de Afganistán y sobre todo la política exterior estadounidense, Hollywood ya le quiere echar el guante a la historia y sacarle todo el provecho que pueda, sobre todo por la publicidad gratuita que puede obtener de la historia.

Además, y lo que es más interesante, es que Steven Spielberg es el que está moviendo cielo y tierra para que su productora, DreamWorks, se haga con los derechos del libro War on Secrecy, escrito por David Leigh y Luke Harding para The Guardian, diario que nos trae la noticia y que ya se encargó en su día de publicar algunos de los cables de Wikileaks. El propio editor jefe del periódico se encarga de exponernos la idea principal que hará triunfar a la película:

Esta colaboración excepcional entre el diario y Wikileaks ha derivado en una de las primicias periodísticas más importantes de los últimos 30 años

Desde luego desde The Guardian saben como, aparte de dar una noticia, conseguir autopromocionarse todo lo posible. Cada uno tiene que sacar la mayor tajada posible. En cuanto a la película, la única información que ha trascendido es que Spielberg pretende hacerse con los derechos del libro pero no que él se vaya a poner detrás de las cámaras, esto aún no está ni confirmado ni descartado. La historia tendría un gran parecido a la de "The Social Network", sin centrarse concretamente en Julian Assage ni Wikileaks sino en todo lo que han conseguido mover por todo el mundo.

Desde que todo este tema salió a la luz y se formó semejante revuelo, cualquiera con dos dedos de frente y conociendo el modo de trabajar de Hollywood podría imaginarse que tarde o temprano tendríamos una película al respecto. Sin embargo, estoy seguro de que pocos hubieran imaginado que precisamente Steven Spielberg fuese el primer nombre que se relacionara al proyecto, aunque no como director de forma definitiva, pero al menos sí que está interesando en hacerse con los derechos del libro y en ser el primero cuya productora financia una película sobre el tema. Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos.

Foto: Vanitatis