¡Dos nuevos carteles para «Thor»!

"Thor" es una de las películas de superheroes que se viene con todo, de eso no hay ninguna duda: con el protagónico de Chris Hemsworth, Natalie Portman --- una mujer increíble por donde se la vea, mis muy queridos --- y el mismísimo Anthony Hopkins haciendo del propio Odín... Ay, mis ansias de fanático no pueden quedarse mucho más tiempo quitas, menos luego de ver los carteles correspondientes a la película, dos nuevas piezas que ya están circulando por la internet.

Aquí tenemos toda una serie de instancias que nos van a poder mostrar un cariz un tanto más oscuro, sangriento del personaje: estar frente al cartel de una película es muchas veces enfrentarse a la posibilidad de entender la manera en la que circula un producto simbólico, cultural, dentro de una sociedad determinada en un momento dado, y creo que ninguno puede dudar del hecho de que los carteles que se encuentran al final de este artículo trabajan con una estética de impacto que combina de una manera atrayente una imagen volcada hacia el color rojo con una pequeña tipografía que obliga a que concentremos la mirada no sólo por lo que dice sino por la manera en que es presentado. Nada que decir con respecto al segundo cartel, claro está.

Una de las mejores épocas en la historieta de Thor es sin lugar a dudas el momento en que Walter Simonson se encargó no sólo de los guiones, sino también dle dibujo del personaje, ofreciendo una serie de historias que sabían combinar de una muy buena manera toda la tradición, la historia del personaje con la posibilidad de "renovarlo", esto es, ofrecer historias nuevas a mediados de los ochenta, momento en el que toma las riendas de la serie. De más está decirlo, el trabajo de Simonson, el mérito, fue el de ponerse a leer todo lo producido hasta el momento para el personaje y hacer referencias claras a toda la historia anterior.

¿Por qué cito este famoso acontecimiento historietístico? Sencillamente porque creo que es un ejemplo de lo que se debe hacer con un personaje, la manera en que se debe elaborar una historia, con seriedad, respetando los hechos, aquellas acciones que realiza, trabajando verdaderamente con toda la historia anterior de una manera novedosa... En alguna medida, es el mejor método que encuentro para trabajar seriamente con este tipo de personajes, aquellos que cargan con una fuerte historia en otro formato y que de repente se deben enfrentar a los nuevos tiempos de una manera a la vez innovadora y respetuosa de la así llamada "tradición". Les dejo los carteles para ver qué opinan.