Las escenas más emotivas de la historia del cine

Os traemos una de esas listas que tanta controversia levantan pero que nos gustan tanto y despiertan el debate, que al fin y al cabo es lo más interesante. Esta vez no será una lista propia sobre mis experiencias en el cine, ni siquiera de las preferencias de los editores de Extracine: se trata de una lista creada por los propios espectadores y lectores de Filmclub y Lovefilm. En esta lista se han votado las escenas que a los espectadores les parecieron más emotivas, que les emocionaron especialmente y por las que se sintieron especialmente identificados con los personajes de la pantalla.

Cabe decir que todas las que nos encontramos son verdaderamente emotivas, sobre todo la que se encuentra en el número uno: el final de "E.T.: The Extra-Terrestrial". La escena donde el emblemático extraterrestre se despide de su amigo Elliot, después de todas las situaciones por las que han pasado, de buenos momentos, de otros no tan buenos y todos ellos compartidos por el público, ha sido votada por los espectadores como la escena más poderosa y emotiva de la historia del cine con más del 30% de los votos. Y creo que es un acierto, puesto que es prácticamente imposible no emocionarse con ella, aunque la hayamos visto miles de veces. Spielberg demostró que sabe cómo contar una película de aventuras y entretenimiento pero también cómo conmover a sus espectadores.

En el segundo puesto se encuentra una secuencia de una película muy reciente, concretamente del año pasado: "Toy Story 3". El momento final en el que Woody y sus amigos ven cómo su final está cerca, que inevitablemente se acercan al fuego que terminará con ellos y, aceptando su final, se cogen de la mano para desaparecer al menos unidos, es la segunda escena más emocionante para los espectadores. De nuevo un acierto, puesto que a cualquiera se le ponen los pelos de punta al verla, haciéndonos partícipes de su sufrimiento pero a la vez aceptando su triste final.

La medalla de bronce es para otra escena mítica en la película que encumbró a Stallone: "Rocky". El público ha decidido que la escena final de la primera entrega, donde Rocky Balboa está luchando contra viento y marea por conseguir el título de los pesos pesados, es la tercera escena más emotiva de la historia del cine. Estoy de acuerdo en que lo es, pero quizá el tercer puesto es demasiado.

Tras estas tres nos encontramos con otras escenas conmovedoras, una de ellas mítica dentro de una película que ha marcado generaciones: "Bambi". Parece inevitable que esta secuencia se encuentre mencionada en la lista, puesto que cuando todos recordamos momentos traumáticos del cine, que nos marcaron en nuestra infancia, es inevitable que se nos venga a la cabeza la muerte de la madre de Bambi. Además de ésta, también están mencionadas la escena de la escalera en "Bronenosets Potyomkin", el final de "Butch Cassidy and the Sundance Kid" o cuando Dorothy abre la puerta de su casa gris y pasa a un mundo lleno de color en "The Wizard of Oz".

¿Qué os parecen estas elecciones?¿Acertadas o no? Ahora es el turno de que vosotros aportéis las vuestras.

Foto: GTalavera