Comienza el rodaje de «47 Ronin», con Keanu Reeves

Uno de los proyectos de los que ya os hemos hablado y que sigue adelante es "47 Ronin", que según informan desde Coming Soon el rodaje comenzará oficialmente el próximo 14 de marzo en Budapest y se espera su estreno en cines para el 21 de noviembre de 2012 en Estados Unidos.

La película estará dirigida por el debutante Carl Rinsch, futuro yerno de Ridley Scott, y narrará la historia ambientada en el Japón feudal de los 47 ronin, término utilizado para calificar a samuráis que no tienen señor, que pasan a calificarse de esa manera cuando su señor es condenado a muerte. A partir de este detonante, el grupo de espadachines no parará hasta vengar la muerte de su señor buscando y asesinando a todos los que tuvieron algo que ver en su condena. Así la calificó su director:

En vez de hacer un filme histórico, nos proponemos visualizar el sueño de Japón, queremos crear una fantasía épica

El reparto será casi completamente de origen nipón, salvo por el protagonista que estará interpretado por Keanu Reeves. El actor dará vida a Hiro, un marginado que acabará uniéndose a los ronin. Al actor canadiense le acompañarán Hiroyuki Sanada —"Speed Racer", Lost—, Kou Shibasaki —"Battle Royale"—, Tadanobu Asano —"Ichi the Killer", "Zatoichi"— y Rinko Kikuchi —nominada al Oscar por "Babel"—.

En cuanto a la propia película, aparte de los datos de la trama pocos más han trascendido acerca de la producción y de cómo será el producto final, al menos para que podamos hacernos una idea. De la poca información que se ha filtrado, hemos conocido que el director utilizará la tecnología 3D para dar mayor impacto visual a una película que ya de por sí promete tener bastante. Además de eso, seguirá la estela de "300" en cuanto a que introducirá elementos sobrenaturales y seres fantásticos en los combates, por lo que no nos esperaremos una película puramente realista al estilo de "Shichinin no samurai".

El rodaje, aparte de tener lugar en Budapest, también se ambientará en Gran Bretaña, aunque no hemos conocido aún sobre el posible interés de trasladarse a Japón para filmar sobre escenarios reales. Parece que será una de esas películas donde la mayoría de las escenas se ruedan con croma y luego el ordenador hace el resto. Seguro que Reeves se encuentra en su salsa.