Oscar 2011: Actor Protagonista y de Reparto

Obtener un Oscar al Mejor Actor o Actriz es equivalente a lograr el máximo reconocimiento de la industria de Hollywood. Un logro que puede tanto catapultar la carrera de un actor, como darle un prestigio a su trabajo, que se verá reconocido en todo el mundo. Por eso mismo sólo conseguir una nominación es en sí un premio que pocos han logrado, pero muchos han soñado.

El logro es, si cabe, mucho mayor, cuando encima estás nominado por un trabajo en una película que no es inglesa ni estadounidense y que ni siquiera está rodada en el idioma inglés, como sucede este año con la magnífica interpretación de Javier Bardem en "Biutiful", que compite en la categoría de actor protagonista contra Jeff Bridges, Jesse Eisenberg, Colin Firth o James Franco. En la categoría de mejor actor de reparto la cosa se decide en inglés entre actores como Christian Bale, John Hawkes, Jeremy Renner, Mark Ruffalo o Geoffrey Rush.

Mejor Actor de Reparto

Puede resultar sorprendente que esta sea la primera vez que Christian Bale es nominado a un Oscar, pero así es. Su impresionante transformación física para dar vida a Dicky Eklund, un ex boxeador consumidor de crack, en "The Fighter" le ha valido el reconocimiento de la academia con esta merecidísima nominación. Ya en los tiempos de "Empire of the Sun" un Christian Bale adolescente era capaz de conmovernos con su entregada interpretación de Jim Graham.

Su paranoico Patrick Bateman en "American Psycho", su primera transformación física para "The Machinist" ---que le valiera una nominación a los Premios de la Academia Europea---, su personificación de John Rolfe en "The New World", su detective Melvin Purvis en "Public Enemies" o sus colaboraciones con Christopher Nolan en "Batman Begins", "The Prestige" o "The Dark Knight", son algunos de sus trabajos más reconocidos. A pesar de que no obtuviera el Bafta, sí se llevó el Globo de Oro por este mismo trabajo, convirtiéndole en el favorito para obtener el Oscar.

También es la primera nominación a un Oscar para John Hawkes por su interpretación de Teardrop en "Winter's Bone". Actor que provine del teatro y que ha compaginado su trabajo en títulos comerciales con el más puro cine independiente, que quizás haya sido el que le haya traído más éxitos, sobre todo a partir de su participación en "Me and You and Everyone We Know". En su vertiente más comercial destaca su participación en películas como "The Perfect Storm", "Identity" o "American Gangster". El reconocimiento por su interpretación "Winter's Bone" podría colocarle en un lugar privilegiado dentro de la industria estadounidense.

Ejemplo perfecto de la importancia no ya de conseguir un Oscar, sino tan sólo de una nominación, lo podemos encontrar en Jeremy Renner, que el año pasado fuera candidato al mejor actor principal por "The Hurt Locker" y que consigue este año su segunda nominación, pero esta vez en la categoría de actor secundario, por "The Town". Si el principio de su carrera se desarrollara primero en la pequeña pantalla, poco a poco se va abriendo camino en el cine, a través de pequeños papeles que van ganando terreno en filmes como "A Little Trip to Heaven", "North Country", "28 Weeks Later" o "The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford", hasta que culmina con "The Hurt Locker".

Mark Ruffalo encaja a la perfección entre el grupo de actores nominados en esta categoría, pues al igual que los anteriores, también es la primera vez que está nominado a un Oscar, tras desarrollar su carrera desde el cine independiente en títulos como "My Life Without me" o "Eternal Sunshine of the Spotless Mind", introduciéndose poco a poco en el cine más comercial a través de personajes cada vez más importantes desde "Collateral" o "Zodiac", hasta "Shutter Island". En su caso no parece que necesitara el empujón de la nominación, aunque nunca está de más.

Se cierra esta lista con la excepción, el actor más veterano de los nominados, Geoffrey Rush, que acumula con esta dos nominaciones en esta categoría, optando anteriormente por "Shakespeare in Love". Además también ha sido nominado en dos ocasiones al mejor actor principal, por "Quills" y "Shine", consiguiendo el Oscar por esta última, premio que le permitiera lanzar su carrera al mercado internacional. Sin duda, su personaje de Lionel Logue en "The King's Speech" es el que más sombra le puede hacer a Christian Bale.

Mejor Actor Protagonista

Javier Bardem no necesita presentación, ganador del Oscar al mejor actor secundario por "No Country for Old Men", esta es la segunda vez que opta en la categoría de actor principal por "Biutiful", habiéndolo hecho antes por su interpretación de Reynaldo Arenas en "Before Night Falls". Ganador de la Palma de Oro por esta misma película, el actor madrileño se siente especialmente orgulloso por haber conseguido esta nominación por un personaje que habla en su lengua materna, el español. Nosotros también lo estamos. Y aunque no consiga en esta ocasión su estatuilla, no cabe duda de que podrá optar al premio en sucesivas ocasiones.

Ganador del Oscar el año pasado por "Crazy Heart", su nominación por "True Grit" suma su tercera nominación en esta categoría, habiendo sido nominado también por "Starman". Otras tres veces estuviera también nominado aunque en la categoría de actor secundario, no llevándoselo en ninguna de ellas. Es una pena que la academia de Hollywood siempre actúe con efecto retardado pues, desde mi punto de vista, esta nominación hubiera sido mucho más merecida por su Dude de "The Big Lebowski", una interpretación y película que sí fue apreciada por el público y de la que es deudor su Rooster Cogburn de "True Grit".

Prototipo de nerd a la Hollywood, Jesse Eisenberg ha conseguido su primera nominación por su interpretación de Mark Zuckerberg, uno de los creadores de Facebook, en "The Social Network". Si bien podemos encontrarle en pequeño papeles como el que hace en "The Village" o "Cursed", en los inicios de su carrera, el cine independiente le brinda la oportunidad de alcanzar papeles más interesantes como los que interpreta en "The Squid and the Whale", "The Education of Charlie Banks" o "Adventureland", hasta que consigue llamar la atención de los grandes estudios gracias al éxito de "Zombieland". Es difícil que consiga obtener el Oscar, pero nada es seguro hasta que no se abra el sobre.

Nominado el año pasado por su interpretación en "A Single Man", esta es la segunda nominación para Colin Firth, el hombre del año que ha acaparado la mayor parte de los premios internacionales por su George VI y que no sólo parte como favorito sino que pocas veces ha habido tanta unanimidad sobre el merecimiento de un premio como este. Incluso algún espectador que no comparta el mismo entusiasmo que la academia por "The King's Speech", podría negar que este actor británico que apareciera por primera vez en filmes como "Another Country", "A Month in the Country" o "Valmont" y que ha desarrollado una discreta pero interesante carrera en la que ha participado en títulos como "The English Patient", "Shakespeare in Love", "Bridget's Jones Diary" o "Mamma Mia", pueda merced este año el Oscar al mejor actor.

Primera nominación también para James Franco por "127 Hours", más conocido por su intervención en la saga de "Spider-Man" iniciada por Sam Raimi. Aunque no consiga su estatuilla nada parece impedir la consolidación de este actor californiano que conducirá la ceremonia de los Oscar junto a Anne Hathaway.