“True Grit”, un western vacío

La última película de Ethan y Joel Coen, "True Grit", está basada en un western del año 69 del mismo nombre. La obra original, destaca especialmente porque fue la única película por la que el mítico John Wayne fue galardonado con el Oscar a Mejor Actor de toda su carrera, lo que la convierte en una cinta bastante singular.

Los Coen por su parte han decidido hacer una adaptación sobre la película de Henry Hathaway más de 40 años después, y para ello no han variado ni un ápice la historia original: una niña de catorce años —Hailee Steinfeld— que quiere vengar la muerte de su padre y para ello decide contratar a un veterano sheriff —Jeff Bridges— que se encargue de dar caza al asesino, aunque ellos no serán los únicos que anden tras su pista. No puedo opinar sobre la obra original al no haberla visto pero el aire que destila esta revisión de los Coen demuestra que no han variado demasiado el discurso que tenía la del año 69, puesto que nos encontramos con algunos tópicos que hicieron grandes al género.

Puede parecer una historia inusual para tratarse de un western, puesto que no era muy normal encontrarse historias de ese tipo donde la protagonista fuese una joven fémina, y menos aún que rivalizara en rudeza con los curtidos pistoleros. Sin embargo esta vez sí que es así, con lo que los directores consiguen un trío protagonista, formado por la niña, el sheriff y el otro cazarrecompensas —Matt Damon— que pretenden concebir como un grupo heterodoxo, que lo es, pero a partir del cual intentan desarrollar una comicidad durante todo el metraje que, por decirlo de alguna forma, es nula. Gran parte de la duración de la película está centrada en la búsqueda del forajido por este trío protagonista, y las distintas vicisitudes que se suceden entre ellos. El mayor problema es que la relación entre ellos no se pretende mostrar de una manera seria, sino que continuamente se dan momentos cómicos, o que al menos pretenden serlo, pero que realmente dan vergüenza ajena. Es bastante inaudito que después de tantos años y con una gran filmografía a sus espeldas, los Coen caigan en chistes fáciles que son, cuanto menos, ridículos.

Es una pena que la mayoría del metraje esté echado a perder por esto, sobre todo porque no se profundiza en esa relación de personajes, no hay trabajo en las subtramas y por eso el espectador se ve incapaz de desarrollar una empatía lo suficientemente fuerte como para sentir lo que ellos sienten y acompañarles en cada una de sus decisiones. Con ello se consigue un discurso bastante plano y unos personajes igualmente insípidos, demasiado estereotipados. No podía imaginar esto después de apreciar la prometedora introducción de la película que, aunque comienza muy lentamente, impacta visualmente y tiene una protagonista absoluta: Hailee Steinfeld.

Sin duda esta desconocida actriz es lo mejor que podía haber pasado a la película —con permiso de Jeff Bridges—. Estos primeros minutos, hasta que comienza la persecución del asesino, son todo suyos. Lo más interesante es que el personaje al que interpreta no es precisamente de esos que atraen al público, pero su fuerza y excelente ejecución consiguen que el espectador tenga algo a lo que agarrarse y no se convierta en el personaje odiado por el público. Cuando comienza la persecución, prácticamente desaparece, y no sólo porque Bridges se muestre a la altura, sino porque la historia se olvida de ella casi completamente. Pasa de ser la total protagonista a una secundaria más.

En cuanto a Matt Damon y Josh Brolin, del primero decir que sus aportaciones parecen un corta y pega de westerns anteriores, donde se limita a tomar actuaciones de otros compañeros, poner acento sureño y la voz grave. Poco más. En cuanto a Brolin, su actuación es apenas anecdótica ya que apenas está 5 minutos en pantalla. Un desperdicio.

Resumiendo, podríamos calificar esta película dentro de las peores de los Coen —y teniendo en cuenta que su anterior obra fue "A Serios Man", no es decir mucho de ellos—. Sin un objetivo claro y con una historia muy superficial y tremendamente insípida, lo único que podríamos destacar de ella, como ya he dicho, son a los intérpretes, y sólo a algunos de ellos.

2 estrellas

Fotos: LocosPorElCineYOtrasHierbas & LasPeliculas