Soundtracks: “The Sounds of Silence” más que un single graduado

Simon & Garfunkel - The Graduate Soundtrack (1968)

Una canción en un filme es a veces el elemento esencial para transportarnos y entender lo que se vive ahí, detrás de la pantalla. A veces la música es tan tan importante que nos hace incluso ser parte, estar ahí dentro, nos hace emocionar, llorar, reir o enojar. El sonido musical de una película es el diálogo más genuino que puede tener porque no necesita de mucho para lograr todo. A mí realmente me encantan los soundtracks y uno de ellos, es "The Sound of Silence" de Simon & Garfunkel, que es tan genial que ha sido usada muchas veces y siempre ha sido una elección perfecta.

Cuando una la escucha por primera vez, y es justo en los títulos de "The Graduate" (1967), la imagen de un Dustin Hoffman joven, desorientado y aturdido acompañado por este tema ya dan pauta de lo que vendrá. La afirmación de que los primeros cinco minutos de película cuenta la misma, en esta obra del director Mike Nichols se confirma al compás de una letra que sintetiza parte de esas palabras del protagonista, que no oiremos nunca decir.

And in the naked light I saw
Ten thousand people, maybe more
People talking without speaking
People hearing without listening
People writing songs that voices never share
No one dare
Disturb the sound of silence
--- Y en la luz desnuda vi / Diez mil personas, quizás más /La gente que habla sin hablar/ Gente oyendo sin escuchar/ Gente escribiendo canciones que las voces jamás compartirán / Nadie se atreve / Molestar el sonido del silencio ----

El tema se repetirá en el filme, acentuando más el profundo malestar que siente el protagonista: un joven graduado que regresa a su hogar familiar sin un rumbo claro, con más dudas que certezas sobre sí mismo y sobre su futuro; y el éxtasis de vivir por última vez unas vacaciones "pagas" y el encuentro de un amor que no lo podrá a salvo. Un filme que marcó un camino dentro de la historia del cine y que es un clásico, siempre vigente.

Paul Simon compuso esta canción en 1964 tras la muerte del presidente John F. Kennedy, como una forma de recoger el sentimiento emocional popular tras el terrible suceso. Formó parte del primer album del dúo títulado Wednesday Morning, 3 A.M de 1965, y fue el tema suceso del mismo por su estilo revelador, de conciencia social, comprometido, todo un himno generacional. Llegó a ser número uno en los Estados Unidos en una versión más eléctrica y no tan folk como la inicial y gracias a su éxito, Simon & Garfunkel fueron representantes musicales de su generación. Motivo suficiente para que en 1967, fueran los compositores de gran parte de las canciones que formarían la banda de sonido de "The Graduate" por estar alineados con la juventud con temas serios que podían enriquecer la narración. Claramente, ¡fue una gran idea!

Por su participación, obtuvieron el Grammy como mejor banda de sonido para película y comenzaron un camino que los llevaría a ser uno de los grupos más influyentes, y "The Sounds of Silence", en una de esas canciones que uno jamás podrá olvidar. Su buen funcionamiento a nivel audiovisual, ha permitido que muchas más cintas tomarán la misma como parte de su lista de temas y siga funcionando emocionalmente para nosotros en otras circunstancias narrativas.

Varios teóricos del cine, y principalmente de las bandas sónido, han dejado en sus escritos palabras totalmente alentadoras para el trabajo de Simon & Garfunkel en "The Graduate", no sólo porque encontraron el estilo adecuado para el filme. Roberto Cueto en su libro Cien Bandas Sonoras de la historia del cine dice que ellos encontraron la voz musical característica de esa película. E incluso Todd Berliner y Philip Furia, en su paper The Sounds of Silence: Songs in Hollywood Films Since the 1960 declaran que ayudo a establecer una nueva técnica para integrar una canción dentro de un filme. Y más allá que hacen un análisis de toda la música de la película, hacen pleno hincapié en la canción de la que hoy les escribo. Ellos manifiestan que es el tema que más se adapta a la historia /contexto e incluso declaran que la canción de S&G --- de las tres que hay de ellos --- "Mrs. Robinson" es la más incoherente e inexpresiva más allá de haber sido la única escrita exclusivamente.

En 1979, la canción que nos compete volvió a ser usada para el filme de Bill L. Norton --- director de la serie "The Guardian" --- :"More American Graffiti " protagonizada por Ron Howard y Bo Hopkins y que fue la secuela del filme de George Lucas "American Graffiti" (1973), que cuenta la historia de aquellos jóvenes que fueron a la universidad, unos años más tarde. Dentro del recuerdo de los 60´, aparece nuevamente "The Sounds of Silence" como himno de una época.

Para 1996, vuelve a resurgir el tema de Simon para Soundtracks, ésta vez para formar parte del filme "Kingpin" de los hermanos Bobby y Peter Farrelly, en una comedia sobre un prodigio jugador de bolos que debe recolectar residuos para vivir. Y luego en el 2003, fue parte de la banda de sonido de "Old School" de Todd Phillips, protagonizada por Will Ferrell, Luke Wilson y Vince Vaughn. Aparece en una escena muy cómica por parte de Ferrell cayendo a una piscina luego de haberse disparado con un dardo tranquilizante. Fue filmada imitando a la escena de la piscina de "The Graduate" con los mismos ángulos de cámara.

En 2006, llega el largometraje filmado para televisión sobre las últimas horas del senador Robert Kennedy: "Bobby", dirigido por Emilio Estevez y protagonizado por un elenco maravilloso --- imposible nombrar a todos --- entre los que se encuentra Anthony Hopkins, Sharon Stone, Demi Moore, Helen Hunt, Martin Sheen y William H. Macy. La narración se centra en la vida de 22 personas que estuvieron ese día en el hotel Ambassador de California, esperando la presencia de Kennedy y que estuvieron al momento de su asesinato. Si nunca lo vieron, realmente se los recomiendo.

El filme cuenta con imágenes de archivo muy bien montadas, la dirección de Estevez a mi criterio fue muy bien lograda pues ha dado espacio a un gran equipo de actores para que se luzcan de manera extraordinaria. ¿Pero estabamos hablando de un soundtrack, no? Pues claro, "Bobby" termina con "The Sounds of Silence" logrando un efecto sumamente eficaz, que uno no puede dejar de pensar en lo que vio, en cómo lo vio y pensar que realmente sucedió.

Por último, en el 2009 fue usado como una de las canciones centrales del filme "Watchmen". Más precisamente, en la escena del cementerio --el funeral del comediante --- donde la composición musical sumada a la excelente cinematografía que tiene, hacen de ese momento audiovisual único. Recuerdo que viendo esta escena, volví a mí pensando en la importancia que tenía el tema de S&G en la historia del cine y gracias a ese momento, he aquí hoy este post.

Realmente ha sido una canción, que nos a permitido el llanto y la risa y que sigue vigente en su mensaje. Algún día, si logro filmar mi propia película, quizás este tema sea parte de la música que quiero que transmita mi visión del mundo. Creo que muchos más la usarán, porque nos permite el recuerdo pero nos deja ver el presente y por sobre todo, el futuro. ¿ Uds. qué sienten al escuchar "The Sounds of Silence"?

Foto: Mp3Locker