Entrevista a Michelle Williams

"Blue Valentine" es una de las películas que más espero, sin lugar a dudas, y que creo que va de la mano con un estreno reciente --- "Somewhere", de Sofia Coppola --- y que se conecta perfectamente con una serie de películas que forman parte de mi colección de cintas favoritas --- me pongo de pie: "Before Sunrise" (1995) y "Before Sunset" (2004), con Ethan Hawke y Julie Delpy haciendo de la pareja por excelencia, dirección de Richard Linklater, claro ---: sin verla, la cinta de Derek Cianfrance es una de mis películas favoritas, al menos, eso siento y por eso me desespero ante su fecha de estreno. Y en esas estamos cuando leo en Empire Online una muy buena entrevista a Michelle Williams, protagonista junto a Ryan Gosling de la cinta.

La idea de retratar una historia de amor con todas sus partes buenas pero, por sobre todo, con todos sus costados siniestros, rutinarios, aburridos y desesperantes, no es estrictamente un privilegio de la citada película: la obsesión por lo real, la pasión por ello, es algo característico del cine en cuanto medio; lo interesante es leer en la entrevista cómo nació el proyecto y cómo los dos actores se prepararon para llevarlo adelante.

Tal como cuenta Williams, la idea de la película nación luego de una reunión que tuvo con Cianfrance hace aproximadamente ocho años, cuando la actriz contaba con 21, 22 años de edad. Desde ese momento, ambos sabían que querían llevar adelante el proyecto, el problema es que, como cualquier cinta independiente, tenían que encontrarse con el dinero antes de poder seguir planificando lo que vendría. ¿Había otros nombres en la lista de protagonistas masculinos luego de este primer encuentro con el director? No, el único que siempre se mencionó fue el de Ryan Gosling, lo cual hace mucho más perfecta esta suerte de simbiosis entre los dos.

Y de simbiosis hablamos en una cinta de procesos fracasados: la parte en que ambos personajes se sonocen fue manejada con elegancia por Derek, quien aprovechó este mutuo desconocimiento de los actores y lo explotó para que se reflejara en la pantalla, mientras que a la hora de mostrar el quiebre de la relación, permitió que ambos estuvieran un mes --- sí, un mes --- trabajando sobre todos los aspectos que operan como síntomas del fin de una relación: la incomidad, el sentirse molestos por casi cualquier cosa, cosas por el estilo.

Creo que la película nos va a romper la cabeza, sin lugar a dudas, y que pronto estaremos hablando de otros tantos detalles de la cinta. Revisen la entrevista completa, no es muy larga y no tiene desperdicios: Williams incluso se anima a hablar de ciertos aspectos de su método de actuación, lo cual hace que el artículo sea más que interesante. Y a ver películas de este tipo, claro, que así se disfruta --- o no --- más de la vida.

Vía: Empire Online | Foto: Hispanos.net