Entrevista a Colin Firth y a Tom Hooper

Estamos en época de entrevistas, ergo, estamos en época de premios. Cada una de las opiniones que podamos recoger de los responsables de las películas que están siendo consideradas para tal o cual premio se convierte en algo trascendental que puede cambiar nuestra percepción no solo acerca de una película que ya hemos visto, sino de la justicia o injusticia --- ¿corren esos términos, acaso? --- en la entrega de determinado galardón. Aquí, contamos con una entrevista al director y actor protagónico de una de las cintas del momento, "The King´s Speech": hablo, claro de Colin Firth y Tom Hooper.

Con respecto a la película, el propio Firth ha declarado que no se sintió atraído por el contenido histórico de tal trabajo, algo que está absolutamente puesto en primer plano y que el propio actor tuvo que indagar para poder dar una interpretación más que solvente, en la medida que en estos días está siendo considerado para un premio de la importancia de los Golden Globe. Bueno, entendimos, no estaba interesado en el costado histórico de la cinta, entonces: ¿Qué es lo que le llamó la atención del proyecto? Según palabras del actor, el hecho de interpretar a un personaje que tenía que vérselas con un reto más que difícil, una suerte de barrera que era necesario atravesar para poder interpretar uno de los papeles más importantes de esa compleja narración que de vez en cuando se nos ocurre llamar Historia, así, con mayúscula.

Es interesante escuchar este tipo de opiniones ya que nos pone en perspectiva que no todos los actores de grandes cintas "históricas" están en tal o cual proyecto porque les interesa la historia, sino porque les ha caído en suerte determinado papel en el que, más allá del dinero, saben sentirse cómodos. Creo que gran parte de la rigurosidad histórica de un proyecto no cae precisamente en las manos de los actores sino, muy por el contrario, en la habilidad del director para poder cargarse la cinta en las espaldas y hacer una de esas películas que luego quedan en la filmografía de determinado país casi como un documento histórico, no por la "rigurosidad", sino por la manera en que, desde el presente, recuperamos ciertos hechos del pasado. Por ejemplo, "Marie Antoniette" (2006) de Sofia Coppola, filme del que ya hemos hablado, no es un trabajo históricamente riguroso, sino un pretexto para trabajar con un campo significativo y temático particular propio de la directora.

Pero bueno, revisen el link que contiene la entrevista, en donde también podrán acceder a la entrevista dada por el director, Tom Hooper.

Vía: Empire Online | Foto: Los chicos de la princesa jazmín