Top 3: películas navideñas que nunca debieron existir

Creo que todo el mundo podría encontrar, si se para a pensar un poco, grandes películas inspiradas en esta época del año en la que nos encontramos. La historia del cine nos ha regalado multitud de obras maestras inspiradas por la navidad, donde la nieve copa la mayoría de sus planos y donde encontramos el típico abeto adornado en cada una de las casas que sirven como escenario para las escenas. Creo que a todos se nos viene a la cabeza, cuando hablamos del cine en navidad, "It's a Wonderful Life", la obra por excelencia de estas fechas y una de las mejores y más optimistas películas que nos ha dejado el cine.

Sin embargo, si hay algo bueno, también tiene que haber algo malo. Y, sobre todo, si hay obras maestras, también deben existir películas terriblemente pésimas. Es curioso que, cuando se hace una lista, se encuentran muchos más ejemplos si nos referimos a cosas negativas. Debo reconocer que ha sido especialmente difícil quedarme sólo con tres películas de todos los bodrios que han aprovechado el tirón comercial de estas fiestas para sacar beneficio, pero creo que las tres escogidas merecen ese dudoso honor de ocupar la lista.

También estoy seguro de que muchos de vosotros elegiríais otras tantas para realizar la lista, puesto que podría ser interminable, pero también estaréis de acuerdo en que las que aparecen es por méritos propios. Por supuesto, ni que decir tiene que en ella no encontraréis la magnífica obra de Frank Capra, ni otras que se le asemejen:

Elf

La cinta de Jon Favreau trata la historia de un niño humano que, por avatares del destino, acaba en el taller de Santa Claus en el Polo Norte. Allí se le educa como un elfo más hasta que es evidente que no es uno de ellos, por lo que regresa a buscar a su verdadera familia en Nueva York. Protagonizada por Will Ferrell y con James Caan como secundario —supongo que despediría a su representante después de esto—, no tiene mucho más que una historia plana, buscando la risa fácil de un espectador que sólo espera esto de una película.

Todos sabemos cómo son las películas de Ferrell, relegado en sus papeles a los personajes más estúpidos de la historia del cine, aunque entre ellas podemos encontrar algunas donde se desmarca de estos tópicos como en "Stranger Than Fiction". Sin embargo, en "Elf" se lleva la palma: simboliza la acogida a un extranjero, con distinta cultura y valores, desde un punto de vista humillante y con unos valores que no deberían mostrarse en una película de ningún tipo —y menos aún de este—.

À l'intérieur

La película francesa supuso el escándalo del año 2007 —como en este 2010 ha sido "A Serbian Film"—. ¿Y por qué? tampoco es gran cosa, sólo que una psicópata se mete en la casa de una embarazada de nueve meses con intención de robarle su bebé... sin esperar a que lo dé a luz. Es verdad que en esta película, que esté ambientada en Navidad es lo de menos, puesto que en ningún momento se hace especial mención ni tiene una influencia directa sobre la historia, pero igualmente podría entrar dentro de esta lista de películas.

Lo peor de todo es que la cinta no se queda sólo en el simple y gratuito hecho de abrir a una embarazada para robarla el bebé. Esto es sólo el punto de partida de toda una serie de atrocidades, a cada cuál más enferma y degenerada que sirve a Alexandre Bustillo y Julien Maury para mostrar unas escenas donde todo vale, donde lo único que llama la atención al espectador es comprobar lo pervertida que puede llegar a estar una mente humana. Habrá gente que la disfrute e incluso que la justifique, pero mostrar durante más de una hora el sufrimiento de una embarazada, sólo por el simple hecho de que la gente lo vea, no creo que sean motivos suficientes.

1º Trilogía "The Santa Clause"

Tiene delito crear una mala película navideña, peor aún es hacer una secuela de esa cinta, pero no tiene perdón que además se haga la tercera parte. Aparte, y por si fuera poco, cada una de ellas es peor que la anterior, por lo que podríamos concluir que "The Santa Clause 3: The Escape Clause" es la peor película navideña de la historia. Todas ellas reúnen algunos elementos que las hacen ganarse el dudoso mérito de ocupar el primer puesto, como historias exageradamente simples, personajes nulos y una previsibilidad que ni en nuestras peores pesadillas. Tampoco se puede justificar que esto sea así porque vaya dirigida a un público muy definido, puesto que hasta los espectadores más conformistas deberían pensar que esto es un insulto a su inteligencia.

Ya sabemos que Tim Allen no es un hacha escogiendo papeles —creo que su mejor personaje en el cine es, con mucho, Buzz Lightyear, y sólo tiene que ponerle la voz—, pero con estas tres películas queda más que claro.

No se qué opinaréis vosotros, si estáis de acuerdo con mi lista o no, pero seguro que se os ocurren muchísimas películas que se merecen estar en una lista así. Ahora es vuestro turno.

Fotos: MonstruosInvisibles, JuegosParaBeber & GratisTodo