[Lo mejor de 2010]: pósters de películas

Collider está bastante emocionada haciendo listados de casi cualquier cosa. Si lo de ayer nos pareció jugado e invitó a la reflexión y al diálogo, bah, a la escucha, sobre todo, considerando que era su particular Top Ten de Soundtracks y Scores de la década lo de ahora, casi igual de jugado, no creo que sea una puerta de entrada a una polémica... ¿O sí? ¿Sera este Top Ten de Carteles y Posters de películas del 2010 tan arriesgado como para mencionarlo casi por lo bajo, con temor a agitar las aguas en este día de fiesta? Vamos a averiguarlo repasando estas elecciones.

Previo al ingreso a la lista, me parece importante destacar el lugar que un poster o un cartel tiene dentro de cualquier producción cinematográfica, esto es: un elemento que con el paso del tiempo es algo absolutamente substancial, algo que llama la atención por sí solo: ¿cuántos carteles de películas decoran las paredes de nuestra casa? Veamos cual de las siguientes imágenes ocuparan lugares privilegiados en nuestras paredes.

10. "The American"

Con un estilo que nos recuerda a las viejas películas de acción de los sesenta y setenta, un apurado George Clooney se aleja hacia la derecha con la mirada desviada, demostrando que está dispuesto a todo y más. La idea me pareció genial: en términos conceptuales, el cartel no tiene nada que envidiarle a uno de esos buenos posters que nos sacan el aire y nos sirven como pretexto para hablar de cualquier cosa, pensando, mirándolo, tomando quizás una cerveza o un café en nuestro cuarto. Noten el detalle de la silueta en el título, el correcto uso del naranja. Realmente, un cartel genial.

9. "Rabbit Hole"

Una película esperadísima, al menos, de mi parte. Nicole Kidman aparece como su persoanje, absolutamente quebrada, desintegrada, tal como se narra en la cinta de pronta aparición en el mercado hispanoparlante. Un recurso bastante poco usual en una película que, por ser del género dramático, uno tiene la tendencia a pensar que tendrá un cartel con muchos primeros planos y pocos recursos. Sorprende.

8. "Winnebago Man"

La gran sorpresa de la lista: un documental indie acerca de una de esas leyendas de You Tube que cautivan a millones. La idea de utilizar ilustraciones en vez de fotografías trabajadas y editadas tiene un uso más que acertado: el dibujo en línea clara asombra, además del colorido, el impacto visual que produce es contundente. Derecho de fondo de pantalla.

7. "The Next Three Days"

Russell Crowe aparece con su silueta --- bah, la silueta de su cara --- reconstruida por diversos elementos que dan la impresión de una búsqueda, de una suerte de captura, algo de pronta resolución que a más de uno debe darle un stress que ni te cuento. Un recurso visto, pero que no deja de sorprender cuando está bien realizado.

6. "Devil"

Simple, conciso, tenebroso. El cartel de "Devil" no hace otra cosa que recurrir a la ligera transformación de lo usual para mostrar algo que, en claros términos psicoanalíticos, es "lo siniestro". Para espantarse en la noche.

5. "The Expendables"

Fah, qué cartel. La verdad, me gustó muchísimo cuando lo vi, la versión "española" --- sí, estereotipada --- de los grandes luchadores y héroes de acción casi venidos a menos metiéndose contra un nuevo enemigo al cual destrozar a gusto y placer. Y, encima, con una calavera armada hasta los dientes. Terrible.

4. "Kick-Ass"

Los carteles de esta serie de "Kick-Ass" sorprenden al funcionar todos en sintonía, en línea, digamos: revisen la galería para ver las demás versiones, pero la clara idea es llevar esto de que cualqueiera puede ser superheroe al punto de la campaña política. Además, el recurso de poner un cierto papel con marcas de estar doblado o viejo: eso siempre funciona, mejor en el cartel anterior que en este, pero bueno, todo en la vida no se puede.

3. "The Social Network"

Excelente cartel: captura en un segundo la atención de cualquiera. La primera vez que lo vi me cerró por todos lados, ya sin ver la película sabía que se venía uno de esos trabajos que, como mínimo, se llevan el título de lo mejor del año. Coherente, impactante, recurriendo a la estética de aquello de lo que habla: sólo puede ser vencido por el puesto número uno, que hace también esto de "capturar un código" (Gilles Deleuze - Félix Guattari dixit).

2. "Buried"

Bien en la tónica del cartel de "The American": revisemos los carteles de otras épocas y hagamos algo vintage. Aquí funciona a la perfección: una onda bien al estilo de Alfred Hitchcock en una película que le hubiera encantado dirigir al maestro británico.

1. "Black Swan"

Uff, cualquier cosa de esta película parece estar todo el tiempo sacándonos el aire. Sinceramente, me parece que es la película que se viene con todo, que nos va a dejar boquiabiertos y con los ojos llorosos... Espero, la verdad, porque cada cosa que aparece de la cinta me entusiasma hasta el punto del desastre. La serie de carteles de "Black Swan" es imperdible, revisen en la galería los otros modelos: alucinantes. La estética del ballet mezclada con una onda futurista bien de comienzos del siglo XX; espectacular.

Hay muchas películas que también tuvieron carteles dignos de tener en cuenta, al menos, para la gente de Collider: "The Art of Steal", "Inception", "Let Me In", "Never Let Me Go" y "Waiting for Superman". A diferencia del ranking del día de ayer, creo que esta lista de Collider es un poco más... No sé si coherente es la palabra, pero si suscita un acuerdo más generalizado. Para su disfrute, dejo todos los carteles en la galería para que los puedan disfrutar tranquilos en este fin de año y, de paso, la encuesta para escuchar sus opiniones. De más está decirlo: cualquier comentario con sugerencias sera más que bienvenido para pensar, casi sobre la línea del final, acerca de las imágenes que recubren otras imágenes: los carteles, mis muy queridos, son un género en sí mismo digno del disfrute estético.

{democracy:43}

Vía/Foto: Collider