«Takers», coge el dinero y corre

Para los que vieran el tráiler que os mostramos en Extracine sobre "Takers", sólo cabe decir que ahí podemos ver básicamente toda la película, resumida en apenas 2 minutos, con absolutamente todas las escenas de acción. Además, el vídeo promocional sirve para hacernos una idea bastante clara de lo que es la película, y lo mejor de todo es que no estaremos equivocados.

"Takers" narra la historia de un grupo de ladrones de bancos profesionales. Efectivamente, se trata de una premisa muy similar a la última película de Ben Affleck, "The Town", pero aunque ambas tengan una misma base se trata de obras muy diferentes. La cinta de Affleck está centrada en la historia de los personajes, en las relaciones entre los miembros del equipo y con personas ajenas a ellos, como la chica que toma como rehén el protagonista. Sin embargo "Takers" se centra en la acción pura y dura, en las persecuciones, en los tiroteos y en las intrigas en las que se ven sumergidos el grupo de ladrones protagonistas al aceptar un encargo del que no están completamente seguros.

¿Por ello es una película mala? En absoluto. Si lo que buscáis es una película que entretenga durante casi dos horas sin llegar a ser nada especial, pero que contenga escenas donde se os acelere el corazón, esta película sería una elección perfecta. Es verdad que no destaca por unos diálogos elaborados, ni una historia compleja o unos personajes perfectamente trabajados, pero al menos cumple las espectativas y eso es más de lo que se podría decir de otras películas del género.

John Luessenhop, que desde el año 2000 —con "Lockdown"— no dirigía un largometraje, consigue una película bastante decente sin demasiados alardes. Digamos que hace lo mínimo para obtener un resultado satisfactorio, pero también es una cinta que inevitablemente caerá en el olvido y estoy seguro de que no será de las más destacadas de su filmografía —aunque si sigue a este ritmo de rodaje, no creo que haga muchas—.

En cuanto al reparto, nos encontramos con numerosas caras conocidas. El cabecilla del grupo está interpretado por Ibris Elba, que parece que continúa con el rol que le hizo famoso en la magistral serie The Wire, aunque esta vez ha cambiado el mundo de la droga por el del robo de bancos. A él le acompaña Paul Walker, que sigue encasillado en los papeles de cine de acción donde hace falta un actor que destaque por su físico, como ya le ocurrió en "The Fast and the Furious".

Aparte de estos dos complementan el reparto una serie de actores de las mismas características, de escasas capacidades intepretativas pero que, para lo que necesita la película, encajan perfectamente. Hayden Christensen y Matt Dillon entrarían dentro del grupo de actores que han vivido tiempos mejores, pero que ahora tienen que recurrir a este tipo de papeles para subsistir. También es destacable la incursión del cantante Chris Brown dentro del género, como miembro de esta banda de ladrones.

En definitiva, una película que no pasará a la historia ni que es especialmente destacable dentro del género, pero que sin duda consigue atrapar al espectador sin demasiados alardes y contar una historia muy simple pero entretenida al fin y al cabo. No deja grandes interpretaciones ni una realización especialmente novedosa, pero sí que hay un par de escenas, especialmente la persecución a lo "Yamakasi", que suponen los puntos más destacables de todo el metraje.

Fotos: ElSeptimoArte & ShoopingBlog