Sofía Coppola según Sofía Coppola (II)

Después de la nota del día de ayer, en la cual revisamos algunos recursos estilísticos de Sofía Coppola, directora que en breve presentará un nuevo trabajo uqe ya fue galardonado en el Festival de Venecia --- sí, claro, hablamos de "Somewhere" ---; tenemos que pasar a dos hitos dentro de la filmografía de la directora, hitos en el sentido positivo y negativo, si se quiere y si tenemos que medir la recepción tanto de la crítica como del público. La primera cinta que destacaremos luego de los pertinentes comentarios recogidos en la página web Empire Online es "Lost in Translation" (2003).

En "Lost in Translation", estrictamente, "Perdidos en la traducción", el lugar de la figura paterna lo ocupa un complicado Bill Murray, él también abandonado, perdido en el medio de una gran ciudad, frustrado, alienado. La "hija" sería la propia Scarlett Johansson, aunque aquí los lugares no son tan edípicos como el comentario que acabo de escribir podría llegar a sugerir: no estamos en el plano de la relación padre-hija, sino que estamos en el ámbito de la historia de una pareja que vive una ascética historia de amor de unos días. Tal como declara Coppola:

Quería escribir la estructura de la película para que sea, de alguna manera, el retrato de las diferentes partes de una relación condensadas en unos pocos días. Se encuentran, se separan.

La elocuencia de la escena final de la cinta es desgarradora. En una cinta donde los personajes se encuentran perdidos, alienados, donde se encuentran sólo para mostrarse uno al otro desencajados del mundo; no hay nada más terrible para el espectador, más inquietante --- en el sentido en el que un trabajo artístico, una verdadera obra debe ser: algo "inquietante", opaco, que obligue a una revisitación --- que el secreto que el personaje de Bill Murray susurra en los oidos de una extática Scarlett: las especulaciones con respecto a lo que se ha dicho en ese momento son varias, les dejo un video al final donde varios fanáticos se han tomado la tarea de escuchar un hilo de voz bello por imperceptible, a mi juicio.

Del ténue sonido a la explosión post punk de "Marie Antoniette" (2006) no hay mucha distancia: segundo hito mencionado en el primer párrafo, frente a la película anterior no fue tan bien recibida ni por la crítica ni por los espectadores, que encontraron en el trabajo una banalización de la historia antes que una biopic propiamente dicha. Coppola afirma con respecto a estos comentarios:

No es una lección de historia, es una interpretación llevada por mi deseo de tratar un determinado tema de forma diferente.

Lo que muchos consideran que es tratar un tema de una manera poco seria yo lo interpreto como un verdadero trabajo artístico: volviendo a la temática de la alienación, la cinta sigue retratando el mundo perdido de una adolescente en el medio de una vida socialmente aceptable impuesta por el mundo paterno de la cual se reniega por cuestiones de carácter: no es el mejor de los mundos posibles pese a su riqueza, y estar ahí tiene el tormento del ennui, del vacío tan altamente caracterizado por los dandyes del siglo XIX. Hasta la música elegida --- el soundtrack de cada uno de los filmes de Sofía Coppola es espectacular --- busca adornar ese mundo de mampostería, en donde no se sabe realmente dónde se está, en donde todo resulta lo mismo.

Luego de esta gran producción, Coppola vuelve con "Somewhere" a otro castillo, el de la vida lujosa de un actor de éxito en el medio de un hotel, en donde trata de recomponer la relación con su hija, evitando así sentirse tan afuera del mundo. Creo que en esta cinta podremos ver las temáticas de Coppola desplegadas con maestría: tiene ciertos aires a filme definitivo de la directora. Les dejo como cierre las palabras de Sofía con respecto a esta producción, declaraciones que perfectamente pueden aplicarse a cualquiera de sus películas:

Supongo que quería hacer algo simple, con solamente uno o dos personajes y una historia íntima.

Vía/Foto: Empire Online