«The Devil in The White City», lo nuevo de DiCaprio

Es interesante cuando logramos saber que los actores, interesados por un proyecto que suele ser, generalmente, el de la adaptación, sigue la adquisición de derechos a lo largo de mucho tiempo con el objetivo de, por fin, interpretar un papel o, al menos, figurar en los créditos como productor. La noticia, en este caso, incumbe a Leonardo DiCaprio --- junto con Michael Shamberg y Stacey Sher ---, quien finalmente ha conseguido tener los permisos necesarios para llevar adelanto la adaptación del libro de non-fiction de Erik Larson "The Devil in The White City".

El libro funciona como una especie de documentación que recupera la historia del Dr H.H. Holmes, quien, en 1893, operó como una especie de Jack el Destripador norteamericano cuya historia no trascendió tanto como la del último pero que posee fuertes similaridades con la historia del serial killer londinense. Una de las semejanzas más llamativas de esta cuestión es que la mayoría de las víctimas del citado doctor es que eran mujeres, y que gran parte de los eventos narrados sucedieron durante la época de la Feria Mundial de Chicago de ese año.

DiCaprio quiere interpretar al citado doctor, lo cual representará uno de los papeles más controvertidos que el actor tuvo que haber interpretado en toda su vida. Desde el año 2002, la estrella estuvo tratando de adquirir los derechos para llevar el libro a la gran pantalla, teniendo que enfrentarse en términos judiciales con otro gran nombre dentro de las constelaciones hollywoodenses: el propio Tom Cruise quería tener la prioridad para realizar la adaptación. La idea de DiCaprio, entonces, fue la de seguir el caso en la esfera pública y esperar a realizar su adaptación antes que la de Cruise.

Un caso como el mencionado no puede menos que hacerme recordar uno de los grandes enfrentamientos cinematográficos de los últimos años: "Capote" (2005), con Phillip Seymour Hoffman como protagonista en uno de los papeles que lo sacaron de esa complicada órbita de los buenos actores secundarios, e "Infamous" (2006), con Toby Jones llevando adelante la misma personificación. Dos actuaciones memorables, la segunda opacada por la primera: una muy interesante nota acerca de esa especie de fanatismo nacido en torno a Truman Capote apareció en este blog hace no mucho tiempo. Pero revisemos el caso: dos grandes actuaciones, una después de la otra, que entraron en conflicto por un espacio muy escaso entre el estreno de un filme y del otro. ¿Pasará lo mismo con esta tan disputada adaptación?

Vía: Empire Online | Foto: Películas info