Spielberg quiso hacer de Harry Potter una saga animada

Ayer apareció un artículo en Los Ángeles Times que cuanto menos es curioso. Hace referencia al primer proyecto que se pensó para adaptar al cine esa millonaria saga de Harry Potter, que en principio iba a estar en manos de Steven Spielberg y que además el director pretendía realizarla por animación. Pero comencemos por el principio.

Poco después de la publicación del primer libro de la saga, Harry Potter and the Sorcerer's Stone de 1997, la Warner Bros. se hizo con los derechos de cuatro novelas sobre el famoso mago por, atención, sólo dos millones de dólares, nada comparado con los ingresos que ha generado en todo el mundo. Desde la productora creían que podrían dar salida a las novelas y que su adaptación a la gran pantalla podría tener éxito, por lo que invirtieron en ella. Hay que tener en cuenta que en estos momentos sólo había un libro de Harry Potter, novela que ni siquiera había llegado a Estados Unidos.

Por ello, la Warner Bros. intentó conseguir financiación para sacar el proyecto adelante por lo que recurrió, entre otras, a Dreamworks, uno de cuyos fundadores es Spielberg. Sin embargo en un principio fue rechazado por ellos, y la Warner se quedó sóla para conseguir realizar la adaptación. Pero ese libro desconocido sobre un joven mago se convirtió en todo un éxito en Europa, por lo que la productora que contaba con los derechos se puso manos a la obra en la adaptación y le dio mayor prioridad que al resto de sus producciones. Consciente de que la novela había triunfado, estaban seguros de que con la película ocurriría lo mismo.

Por esto mismo, Dreamworks cambió de idea y les ofreció coproducirla, algo a lo que los ejecutivos de la Warner, lógicamente, se negaron puesto que ya estaban seguros de que por mucho que les costara la película la conseguirían rentar. Así es como narra Alan Horn, presidente de Warner, lo que ocurrió después:

Pensé que valdría la pena que Spielberg la dirigiera. Nosotros se lo ofrecimos, pero una de las ideas de Dreamworks y de Spielberg era 'combinemos varios libros, hagámosla por animación', porque Pixar había demostrado que las películas animadas eran extremadamente exitosas. Debido a la magia había muchos efectos especiales. Así que no les culpo. Pero no acepté el trato y la quería en imagen real

Así que finalmente Spielberg no se hizo cargo del proyecto y nos quedamos sin una versión animada de Harry Potter desde el punto de vista de este gran director. Creo que los más satisfechos con esta decisión fueron Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint. Sin embargo parece que Spielberg es un hombre de fuertes convicciones y ya se ha redimido creando la versión animada de Tintín.

¿A vosotros qué os parece?¿Habríais preferido ver la versión realizada por Spielberg o tenéis suficiente con las películas que hemos visto hasta ahora en imagen real?

Vía: LATimes | Foto: InGameMagazine