«Red», los viejos rockeros nunca mueren

O al menos esa es la idea que nos pretende transmitir Robert Schwentke con su última película —y supongo que también Warren Ellis y Cully Hamner con su homónimo cómic—. Un obra de pura acción protagonizada por actores y actrices ya entrados en años. No, no estoy hablando de "The Expendables", sino de "Red".

La bueno de la película es que toda esta idea acerca del cine de acción, de escenas imposibles y de personajes que casi tienen superpoderes se muestran desde un punto de vista muy irónico. Y no se hace en el tono de comedia despectiva y con un humor mordaz para descalificar al género: en ella todo se hace desde el respeto y el conocimiento de lo que es el cine de acción, de sus bases y de sus principales características. Por eso se puede con la película se puede disfrutar tanto de escenas trepidantes y tiroteos casi interminables como de otras secuencias donde todo ello se utiliza con fines humorísiticos y los gags son realmente divertidos.

El reparto es, sin duda, lo mejor que tiene la película y lo que realmente atrae de ella a un espectador que no conoce nada de la historia ni de la producción en sí. Aunque Bruce Willis sigue en su línea interpretativa —si es que tiene alguna— con el mismo repertorio de caras que llevamos viendo desde tiempos inmemoriales, otros actores como Morgan Freeman se muestran a la altura. Algo a lo que, por otra parte, ya nos tiene (mal)acostumbrados.

Especial mención merence tanto John Malkovich como Helen Mirren. Qué decir que Malkovich que no sepamos a estas alturas, un actor que sabe desenvolverse perfectamente en todo tipo de papeles y que en sus últimas producciones está demostrando que el género cómico está entre sus preferidos. Su papel de hipocondríaco espía jubilado marca los mejores momentos de la película, algo que sin duda el espectador agradecerá. En cuanto a Helen Mirren, se encuentra con un personaje que no había interpretado antes como es, también, el de una espía retirada —aunque nada hipocondríaca—. Además su seriedad típicamente británica ayuda mucho a meterse en el papel, aunque también se desenvuelve muy bien dentro de los momentos humorísticos de la película.

En cuanto a la dirección de Schwentke se podría resumir en más que decente. Sin demasiados alardes ha conseguido crear una obra bastante buena demostrando en todo momento un control sobre el material con el que estaba trabajando. Además, aporta algunos elementos a las escenas de acción, lo que siempre es de agradecer dentro del género. Especialmente original es la escena donde Bruce Willis sale del coche de policía mientras éste se encuentra girando sobre sí mismo: un ejemplo de escena imposible que sólo sucede en este tipo de películas, y sobre todo que impresionará al espectador.

Sin embargo, la película se encuentra tan apegada al género de acción que le sigue hasta en sus elementos negativos. La trama es completamente previsible. Hasta los momentos que pretenden sorprender no lo consiguen porque ya son algo que hemos visto otras veces. El final tampoco es que sea especialmente elaborado, sino que sirve de conclusión lógica y esperada a todo lo que hemos podido ver durante el resto del metraje.

Por lo demás, es una buena película de acción, muy entretenida y con momentos muy interesantes. Estoy seguro de que a cualquier fan del género, de los actores o que siemplemente quiera disfrutar de una película sin tener que preocuparse de que sea elaborada o no, encontrará en "Red" una buena obra con la que se le pasarán casi dos horas volando.

Fotos: PegaSusNews & Blu1953