Leyendas Urbanas del Cine: «Rosemary’s Babys»

Terminamos esta semana nuestro especial sobre las más famosas Leyendas Urbanas del Séptimo Arte con todo un clásico: "Rosemary's Baby", obra maestra del terror (no podía ser de otro género) que supuso el debut en Hollywood de Roman Polanski.

La relación entre la película, el Edificio Dakota y los asesinatos perpretados por Charles Manson y su "Familia" ha derivado, de unos oscuros hechos a un sinfín de leyendas y equivocos. Hay incluso quien dice que Manson mató a la mujer de Polanski en el Dakota, lugar donde se rodó "Rosemary's Baby". Y esta afirmación no tiene nada de cierto.

Para empezar, Polanski rodó "Rosemary's Baby" (aquí en españa traducida con uno de los títulos mas spoileantes de todos los tiempos, "La semilla del diablo" en un plató en los estudios de la Paramount, aunque sí es cierto que escogió el Dakota para ambientar los exteriores del film, pero el equipo de filmación jamás entró en el tan tristemente famoso edificio neoyorkino.

No obstante, si es cierto que "Rosemary's Baby" podría entrar en la lista de películas malditas. Tras su rodaje el músico Krzysztof Komeda, amigo de Polanski y autor del score de la cinta, falleció victima de un coágulo cerebral, y el productor de la cinta, William Castle fue ingresado de urgencias por una infección, justo en el mismo hospital en el que había muerto Komeda. El hipocondríaco productor fue uno de los responsables de la leyenda de película maldita que acarrea el film, pues él mismo empezó a declarar que todo era consecuencia de la oscura temática de la cinta.

A su estreno, la cinta empezó a generar controversia entre asociaciones católicas, que la acusaron de blasfema y satanista. Los rumores sobre la película empezaron a dispararse. Incluso hoy hay gente que cree cierta la historia que afirma que Anton LaVey, creador de la Iglesia de Satán, trabajó en la película como asesor técnico sobre temas satanistas, y que él mismo interpretaba al diablo en la secuencia de la violación de Rosemary. Esto es completamente falso. El papel del diablo lo interpretó un actor y bailarín llamado Clay Tanner, y LaVey jamás pisó el rodaje de la película.

Aún así, el público seguía buscando oscuras consecuencias de tan perturbadora (para la época) cinta, y encontraron su principal motivo en la muerte de Sharon Tate. Tate, esposa de Polanski, era una actriz de segundas, que casualmente había debutado en la gran pantalla en "The Devil's Eye". Tate se encontraba en California, en la casa que compartía con Polanski en Rodeo Drive (y no en el edificio Dakota) cuando Watson, Atkins y Krewinkel, tres de los miembros de la "Familia", la secta creada por Charles Manson, irrumpieron en la casa y la asesinaron brutalmente junto a otros tres amigos del matrimonio, y al hijo que esperaba con Polanski.

Charles Manson jamás pisó aquella fatídica noche la casa de Polanski, aunque si que había orquestado todo el asesinato. Pero al contrario de lo que se suele creer, en ningún momento de la investigación, Manson o alguno de los suyos sacó a relucir la película "Rosemary's Baby". De echo, si Polanski hubiese vivido en otro sitio, probablemente nada habría pasado. Manson tomó la casa de Rodeo Drive como objetivo porque en ella vivía anteriormente el productor musical Terry Melcher, que había despreciado los intentos de Manson por convertirse en músico.

Como vemos, la película y el asesinato de Tate no tienen ninguna conexión, pero al público y a las revistas amarillas (que no veían con buenos ojos la vida de excesos de Polanski y Tate) no tardaron en encontrar coincidencias. En la casa de Polanski y Tate se encontraron pequeñas cantidades de droga y una tabla ouija, por lo que rápidamente empezaron a extenderse rumores sobre posibles orgías satanistas la noche que Tate fue asesinada. Nada de eso se demostró (ni siquiera se encontraron indicios) en la investigación. También hubo quién afirmó que no era casualidad que Tate estuviera en avanzado estado de gestación cuando fue asesinada, buscando paralelismos con el embarazo de Rosemary. Para colmo, y sin nigún tipo de escrúpulos, algunos medios empezaron a difundir fotografías de Tate durante un rito satanista, ocultando que se trataban de fotogramas extraídos de su debut "The Devil's Eye".

Poco o nada tuvieron que ver los asesinatos, el edificio Dakota y la película. Aunque curiosamente el "círculo se cerraría" cuando en 1980 John Lennon fue asesinado en la puerta del Dakota. ¿Que relación podría tener el asesinato del músico con la película de Polanski? Bueno.. quién busca relaciones acaba encontrándolas. Lennon era íntimo amigo de Mia Farrow, incluso le dedicó a la hermana de ésta la canción "Dear Prudence", que incluyó en el "White Album", disco por el que Manson y los suyos sentían auténtica obsesión. De hecho Manson llamaba "Helter Skelter" (título de otro tema de The Beatles incluido en el álbum) al apocalipsis racista que según su particular filosofía acabaría con el mundo tal y como lo conocemos.

"Rosemary's Baby" es, como hemos visto en varias entregas de este especial, un ejemplo más de lo que nos gusta a los espectadores buscar extrañas coincidencias y teorías conspiratorias alrededor de hechos espeluznantes. Pero como hemos dicho en tantas ocasiones, la realidad siempre es mucho menos divertida. Así que preferimos quedarnos con las Leyendas.

Fotos: Nuncamas, Obsessed with films