50 largometrajes animados de Disney

Qué decir de Disney que no se haya dicho ya. Esa productora de sueños, de películas mágicas, de obras que han marcado la infancia de muchísimos occidentales y cada vez más orientales, esa empresa que, pese a su enorme poder y a la avaricia de sus ejecutivos, nos ha dejado alguna de las obras más importantes que conocemos y que seguro que a muchos de nosotros nos han marcado para siempre.

Desde que Walt Disney sorprendiera al mundo con el primer largometraje animado de la compañía, "Snow White and the Seven Dwarfs" , con unas técnicas revolucionarias y el uso por primera vez del rotoscopio, han seguido produciendo numerosas películas animadas hasta llegar a la número 50 con "Tangled", la última obra de la compañía que vio la luz ayer en Estados Unidos. Es decir, 73 años para realizar 50 largometrajes animados. No está nada mal.

Por supuesto que Disney ha hecho muchas más películas en todo este tiempo, ya sean de imagen real o en colaboraciones con otros estudios como Pixar. Sin embargo estas 50 se consideran únicamente producto de la empresa del señor Walt Disney. Ahora quería comentar un poco la historia que ha vivido la compañía en estos 73 años centrándome sobre todo en sus principales obras y hablando exclusivamente de estas 50, puesto que si contamos también colaboraciones podría ser casi infinito.

En todo este tiempo, como todos sabemos, Disney ha pasado por épocas de esplendor que ha alternado con otras no tan productivas. Al enorme éxito que supuso su ópera prima, siguieron grandes películas de la historia del cine de animación como "Pinocchio", "Fantasia","Dumbo" o "Bambi". Fue la primera gran época dorada del estudio, puesto que contaban con un equipo creativo capitaneado por el propio Disney donde todo el mundo sabía muy bien lo que querían conseguir con sus películas, qué público querían atraer y cómo hacerlo.

Con la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de las obras del estudio pasaron a ser de carácter propagandístico, para animar a las tropas en el frente y para desacreditar al enemigo. Así surgieron cortometrajes como "Der Fuehrer's Face", "Education for Death" o "Reason and Emotion".

Los años 50 fueron la época de los llamados Disney's Nine Old Men. Con la guerra ganada y prosperidad económica en el país, Disney vivió su segunda edad de oro, mucho más larga y quizá la más importante a nivel creativo de su historia. Este grupo de animadores, nombrados por el propio Disney, ya habían trabajado con él en "Snow White" y a partir de esta década les comenzó a dar mayor poder dentro de la compañía para que pudieran hacer las películas que realmente desearan. Puesto que la mayoría de ellos eran auténticos genios de la animación, como Oliver Martin Johnston Jr. o Franklin Thomas, los resultados no podrían ser mejores. A esta época pertenecen obras maestras como "Cinderella", "Peter Pan", "Sleeping Beauty", "One Hundred and One Dalmatians", "The Jungle Book", "The Aristocats" o "Robin Hood".

Una época de bonanza que duró más de 20 años y que nos dejó obras tan importantes como las que he nombrado, que marcaron a más de una generación. Sin embargo todo lo que sube baja, y a partir de aquí vino uno de los peores periodos de la productora, siempre a nivel creativo en sus largometrajes animados. Donn Tatum es nombrado nuevo presidente de la compañía, y sus prioridades pasan por crear de la imagen del tito Walt un negocio más que lucrativo. Así su política se centró en crear los famosos parques de atracciones por todo el mundo y en acuerdos con canales de televisión, descuidando lo que hizo famosa a la compañía: sus largometrajes de animación.

Así se suceden varios años, y varios directivos, que continúan con la política de Tatum. Pero afortunadamente esto concluyó en el año 89. Se estrena "The Little Mermaid" y todo cambia en Disney. Los directivos se dan cuenta de que tienen un gran equipo de animadores —recordemos que por entonces trabajaban allí Henry Selick, Ron Clements, John Lasseter, Kirk Wise o el propio Tim Burton— y decidieron continuar explotando esta vía.

Así surgieron grandes títulos como "Beauty and the Beast" y "Aladdin", aunque tocaron techo con la creación de "The Lion King", una revisión del Hamlet de Shakespeare y que casualmente es de la pocas producciones de Disney que no están basadas en un cuento o historia anterior.

Después de esto, a finales de los 90 y principios del nuevo siglo se sucedieron buenas películas como "Hercules", "Tarzan" o "The Emperor's New Groove" con otras no tan buenas como "Treasure Planet" o "Brother Bear". Tras el fracaso que supuso el estreno de "Home on the Range" en el 2004, la productora decidió cerrar su departamento de animación tradicional y dedicarse a producir películas en animación digital. A raiz de esto surgieron películas como "Chicken Little" o "Bolt".

Sin embargo, cuando Disney compró Pixar y John Lasseter pasó a formar parte de la empresa como Director Ejecutivo Creativo, volvió a reabrir este departamento asegurando que la animación digital que encontramos hoy en día en el cine se ha nutrido de la animación tradicional que tuvo entre sus pioneros a Disney. Por ello se volvió a realizar una película utilizando los dibujos animados a la que titularon "The Princess and the Frog", estrenada el año pasado.

Y como homenaje a las 50 películas animadas que alcanza Disney con el estreno de "Tangled", aparte de este artículo, han sacado un vídeo donde podemos ver unos pocos segundos de cada una de esas 50 películas. Es realmente difícil saberse todas y cada una de ellas, y menos por unos segundos, pero seguro que habrá alguno o alguna que lo consiga. Para todos los demás podéis consultar la lista ordenada de largometrajes aquí. Disfrutádlo:

Fotos: /Film & FanPop