Tráiler de “Strange Powers…”: foco sobre Stephen Merritt

No me alcanzan las palabras para poder definir la sorpresa personal que ha representado en mi vida descubrir a The Magnetic Fields. La banda es más que nada el capricho de Stephen Merritt, el responsable intelectual de todas las producciones, que junta a diversos músicos para acompañarlo en sus incursiones en las zonas oscuras del pop, género que recorre a través de sus lugares más marginales con el objetivo de repensarlo, recrearlo: en una palabra, y a riesgo de quedar demasiado posmoderno, revisarlo. Entre canciones de amor que nos pueden dejar absolutamente desesperanzados, pero con una amarga sonrisa en la boca --- por favor, a escuchar 69 Love Songs, de 1999 --- e incursiones en sub-géneros tan interesantes como el noise-pop --- Distortion, de 2008 ---, la novedad ahora es una cinta independiente que retrata las búsquedas creativas de Merritt en el comando de esa extraña nave magnética tan difícil de caracterizar. ¿El nombre de la cinta?: "Strange Powers: Stephin Merritt and the Magnetic Fields".

La película retrata la vida de compositor del propio Merritt, su relación con uno de los miembros de la banda qye resulta también ser su manager personal, Claudia Gonson, además de tratar de registrar la vida de uno de los compositores más importantes de nuestro tiempo.

El clima de la película parece mostrarnos con delicadeza el ámbito creativo de un compositor de música trabajando en la actualidad: sus libros, sus discos, sus métodos de escritura. En el caso de Merritt, esto es un detalle harto importante en la medida en que él sabe manejar con destreza en cada uno de sus trabajos este inmenso campo de referencias que, como los campos magnéticos que recupera de la obra de André Breton, giran en torno a cada uno de las canciones: objetos atraídos haica un centro y puestos en circulación en cada uno de los temas, la música que hay detrás de un tema, los poemas o libros detrás de cada letra, etc. No por nada personalidades como Sarah Silverman y Neil Gaiman participan de la cinta con sus sagaces comentarios acerca de la labor de compositor del propio Merritt: alguien cómico, literario y, por sobre todo, musical. Dudo mucho que el filme logre presentarse en nuestros terruños hispano parlantes o, al menos, no lo hará en las grandes salas de cine, así que a ponerse atento a los festivales o posibles espacios alternativos de reproducción.

Con un nuevo disco aparecido este año, The Magnetic Fields y, particularmente, Stephen Merritt, demuestra ser una banda que de una manera u otra va a entrar en tu lista de reproducción casera y, ahora, en tu filmoteca personal.

Vía: imdb | Foto: The Playlist