“The Town”, Affleck se confirma como un buen director

No es tarea fácil para ningún artista realizar una segunda obra cuando la primera ha tenido éxito. Se enfrenta a la duda de si esa ópera prima ha sido buena porque realmente el artista tiene una capacidad innata para crearlas o porque se han juntado, casualmente, una serie de elementos que han la han llevado al éxito.

Ben Affleck estrenó en 2007 su primer largometraje como director, "Gone Baby Gone", y el resultado fue muy satisfactorio. Demostró que esa imagen que él mismo se gestó de chico malo que se ligaba a todas las chicas en películas como "Armageddon" o "Pearl Harbor" ya es agua pasada, y ahora quiere convencer a la gente no por su físico sino por su talento. Y, al menos a mi, sí me ha conseguido convencer.

"The Town" no es una obra maestra del cine, como tampoco lo fue su primer largometraje como director, pero ambas demuestran que Affleck se encuentra agusto tras las cámaras incluso más que delante de ellas y eso se convierte en una obra muy buena aunque con sus pequeños defectos. Affleck no sólo se encarga de dirigir la cinta sino que también aparece en los créditos como coguionista y como protagonista. Ahí es donde podemos encontrar la principal diferencia en cómo ha sabido encontrar su sitio el director: no sólo ante las cámaras.

Ben Affleck nunca me ha parecido un gran actor, ni siquiera un buen actor. Sus papeles parecían escogidos por su peor enemigo y solía interpretar a personajes muy planos y estereotipados que no ayudaban nada a sus limitadas dotes interpretativas. Por eso sorprendió tanto cuando aparecía como coguionista de la película "Good Will Hunting", aunque la malas lenguas hablaban de que todo el trabajo lo hizo Matt Damon.

Sin embargo con estos dos largometrajes, Affleck ha demostrado su potencial como director y que es capaz de contar buenas historias de manera efectiva y sin andarse por las ramas. Porque la historia que nos presenta en "The Town" es densa y ambiciosa pero en ningún momento da la sensación de que supere al control y a las ideas del director.

En el tráiler pudimos ver la historia sobre un grupo que se dedica a robar bancos y, en uno de estos actos, toman como rehén a una de las trabajadoras para poder escapar. A partir de ahí el líder del grupo, interpretado por Affleck, se acerca a ella para conocer si ha hablado con la policía o no. Poco a poco se van conociendo cada vez más hasta el momento en que ella se entera de que él era uno de los que atracó el banco aquél día.

Tomando esto como base de la película, se desarrollan numerosas subtramas con los personajes secundarios que son las que realmente afianzan el proyecto y las que consiguen aportar una mayor complejidad a la película. Aunque la acción está excesivamente centralizada en el personajes de Affleck, a partir de las relaciones entre él y los demás miembros del grupo, con su exnovia y con la rehén, es donde verdaderamente podemos extraer lo interesante de la historia.

Además se ha sabido rodear de un conjunto de secundarios que aportan mucho a sus personajes y que han sabido caracterizarse perfectamente. Además de su elaboración como tal en el guión, los actores también aportan un elemento físico esencial que los individualiza del resto. Por encima de los buenos papeles que realizan Rebecca Hall y Jeremy Renner está el que interpreta Jon Hamm como el agente federal encargado de investigar los robos de este grupo. Hamm ya ha demostrado de lo que es capaz en la televisión y esperemos que le sigan dando buenas oportunidades en la gran pantalla.

La verdad es que es un alivio que cuente con este plantel para completar el reparto, puesto que si dependiera sólo de la actuación de Affleck, la película se quedaría bastante coja. Es lo único que no está a la altura del guión y de la dirección. Además en algunos momentos del metraje se ralentiza demasiado el ritmo algunas escenas pecan de estar demasiado alargadas, cuando en menos tiempo podrían haber aportado mucho más a la historia. Estos altibajos son mínimos pero se dan.

Por lo demás sólo queda confirmar a Affleck como un director muy a tener en cuenta para el futuro, que con el saber hacer que ya ha demostrado y su juventud, todavía puede dejarnos algunas películas memorables si elige bien sus proyectos. Esperemos que sea así.

Fotos: DemasiadoCine & BoxOffice