Nuestros terrores favoritos

Se acerca Halloween, y ¿qué sería de ésta fiesta sin el cine de terror?. Para empezar si no fuera por este género de hecho en España, por ejemplo, ni sabríamos lo que es Halloween. Así que como dicha festividad y el cine de terror tienen mucho que agradecerse mutuamente, en Extracine hemos elaborado nuestra selección con las cinco películas de terror favoritas de los redactores de Extracine, y un extra "especial".

Cinco elegidas, cinco grandes directores, cinco épocas y cinco estilos muy distintos. Posesiones demoníacas, exorcismos, asesinatos, zombis... Todos tienen cabida en este listado. Vamos a verlas por orden alfabético, pues si tuviéramos que ordenar estas cinco joyas de menos a mas, hubieran rodado cabezas.

"The Evil Dead" (Sam Raimi, 1981)

La ópera prima de Sam Raimi provocó distintas opiniones entre el público y la crítica. Algunos la trataban como una obra maestra llamada a cambiar el rumbo del género de terror, mientras que otros la trataban como una película efectista y simplona que trataba de ganarse al espectador con una puesta en escena exageradamente directa. Muchos hablaron de que su escatología y sus explícitas escenas de violencia no pretendían más que llamar la atención y crear polémica. Sin embargo, "The Evil Dead" sí que se ha convertido, con el paso de los años, en un referente de este tipo de películas.

Tomando como base alguna de las películas clave de la década anterior, como "Texas Chain Saw Massacre" (Tobe Hooper, 1974) y su violencia sin tapujos, le añadió un elemento que la hizo única: el humor negro. Esta mezcla entre terror, sangre, escatología y humor es precisamente lo que hace grande a la obra y lo que catapultó a su creador, Sam Raimi, como uno de los mejores directores del género.

"The Exorcist" (William Friedkin, 1973)

Película maldita donde las haya, podría perfectamente formar parte de nuestro especial de Leyendas Urbanas (y lo hará); pero hoy está aquí porque es una de las mejores películas de terror de todos los tiempos. Basada en la novela de William Peter Blatty, que a su vez estaba inspirada en un caso real de 1949. "The Exorcist" fue, curiosamente, machacada por la crítica en su día. Sin embargo el boca a boca la hizo funcionar y fue la primera película de terror puro y duro que entraría a los Oscars por la puerta grande.

Estuvo nominada a 10 estatuillas de las que finalmente sólo conseguiría dos. Todo ello gracias al buen hacer de un enorme William Friedkin, a un aspecto visual y unos efectos totalmente renovadores para la época y, principalmente a una historia que acude al miedo más primario: "Te puede pasar a tí".

"Night of the Living Dead" (George A. Romero, 1968)

De nuevo la ópera prima de un director se cuela en el listado, no sólo de Extracine, sino de las mejores películas de terror de la historia. Nadie duda que el primer largometraje de George A. Romero se encuentra en esta lista por méritos propios, aunque actualmente no se puedan encontrar razones para ello. Sin embargo tenemos que enfocarla dentro de su contexto. Pese a las enormes críticas que recibió acerca de la ideología racista e incluso sexista que espiraba la película, Romero dio un rotundo vuelco a un subgénero tan popular como el de los zombis, modificando su concepción con respecto a anteriores películas.

Una de estas ideas es la proporción que alcanzan el número de zombis en la película. Lo que anteriormente era un desastre local con un grupo reducido, en esta película se muestra como un fenómeno global capaz de afectar a pueblos enteros. La más interesante aportación de Romero al género es que mostró que en realidad los zombis no eran el enemigo sino el propio ser humano: así en el grupo de supervivientes cada personaje intenta hacer la guerra por su cuenta y pretende imponer su idea de supervivencia por encima de la de los demás, lo que inevitablemente provoca un desastre mayor.

"Psycho" (Alfred Hitchcock, 1960)

En 1960, Alfred Hitchcock plantó una importante pica para ser recordado el resto de la historia como el "maestro del suspenso". Esta pica es "Psycho" una auténtica joya del cine que rompió moldes y aún hoy es capaz de sorprender... porque Hitchcock decidió hacer lo que nadie hacía. Rodó en blanco y negro, cuando el color se imponía, mataba a la protagonista, a la cabeza de cartel, a las primeras de cambio, empezaba su película con una relacción sexual extramatrimonial.

Y para colmo creó uno de los personajes icónicos del cine de terror de todos los tiempos, y rodó la que para muchos es la mejor secuencia jamás montada en la historia del cine. Si a todo esto le sumamos la fantástica (e histórica) partitura de Bernard Hermann, tenemos como resultado un clásico que acaba de cumplir 50 años y que sigue igual de joven que el día que se estrenó.

"The Shining", (Stanley Kubrick, 1980)

Obra maestra absoluta, a no ser que no te guste Kubrick, que entonces te parecerá un bodrio. El perfeccionista y meticuloso Stanley Kubrick llevó, en 1980, a la gran pantalla la novela de Stephen King, en una de sus particulares incrusiones en los distintos géneros. No es Kubrick un director normal, y su visión del terror tampoco lo es.

Extrañamente tranquila y desconcertante durante gran parte de su metraje, Kubrick te introduce lentamente en la locura de Jack Torrance; un fabuloso Jack Nicholson que se ha convertido, con el paso de los años, en una de las imágenes más representativas de la historia del cine. Secuencias como la de Jack persiguiendo a su familia, las gemelas del pasillo o Danny y su famoso Redrum son ya parte de los terrores colectivos de muchos de nosotros.

Mención especial: "Shaun of the Dead" (Edgar Wright, 2004)

Halloween es una noche para pasar miedo, pero también es una noche para divertirse. Por eso, como no la consideramos propiamente una película de terror, la magistral "Shaun of the Dead" merecía una especial consideración en nuestra selección. Es sin lugar a dudas la mejor parodia de cine de zombis que se haya realizado jamás.

El trio formado por Edgar Wright, Simon Pegg y Nick Frost funciona a las mil maravillas y demuestran por qué, desde su Inglaterra natal, han entrado en Hollywood para quedarse. Humor inteligente, respetuoso homenaje al cine de zombis, la película podría definirse como una comedia romántica que sucede durante una epidemia zombi. Imprescindible para todos los amantes del cine sin prejuicios y muy especialmente para los amantes del género.

Fotos: Hero Complex/Horror Strew/Bloody Good Horror/Kagami/Cinema is Dope