Leyendas Urbanas del Cine: El Oscar de Marisa Tomei

Seguimos con nuestro Especial sobre Leyendas Urbanas en el cine con una de las más curiosas que se recuerdan. Hay tres tipos de Leyendas Urbanas: Aquellas que se demuestran falsas, como las que os traje la semana pasada; aquellas que, tristemente, tienen parte de verdad, como las muchas películas malditas de las que os hablaré próximamente; y por último, aquellas que ni se sabe, ni se sabrá si son verdad o puro bulo. Dentro de esta categoría se encuadra la que os traigo esta semana: El Óscar a Mejor Actriz Secundaria que se llevó Marisa Tomei en 1993.

Como siempre, lo mejor, ponernos en antecedentes. Corría el año 1993 y se anunciaron las candidatas al Oscar a la Mejor Actriz Secundaria. Judy Davis competía con "Husbands and Wives", Joan Plowright por ["Enchanted April"], por la que ya había recibido el Golden Globe, Vanessa Redgrave sumaba su sexta nominacion por "Howards End", Miranda Richardson competía con "Herida" y como anécdota en las nominaciones se colaba Marisa Tomei con "My cousin Vinny".

Lo de la anécdota lo decimos no porque Tomei sea mala actriz, ni porque la película sea mala, pero resultaba extraño que un papel relativamente simple en una buena aunque ligera comedia se colara entre tantos papeles dramáticos y tantas actrices de peso. Pero aún mas raro fue que Marisa Tomei saliera ganadora. Y aún más extraño que el encargado de entregarle el Oscar fuera un actor con antecedentes de alcoholismo; Jack Palance. Ahí nació la leyenda.

Y es que según las malas lenguas Jack Palance estaba borracho y leyo el nombre que le vino en gana. Otras versiones de la leyenda cuentan que Palance abrió el sobre de las nominadas y leyó el primer nombre. Otros dicen que Palance se había apostado con unos amigos a que le daba el Oscar a quien él quisiera. Algunos incluso dicen que fue cosa del regidor, que dejó congelado el autocue desde el que leía Palance, pero en el video podemos ver claramente que Palance lee (o hace como que lee) del sobre. La cosa es que según la leyenda, en la Academia no quisieron dejar mal a toda una leyenda como Jack Palance, y no tuvieron valor de arrebatarle el Oscar a la Tomei.

La versión oficial cuenta que en caso de que Palance se hubiera equivocado, los notarios están ahí para algo, y hubieran salido rápidamente a corregir el error. Según dicen los Oscars son unos premios demasiado serios para permitir que ocurran estas cosas. No obstante, y desde mi humilde opinión, los Oscars son, ante todo un espectáculo, y como decía Freddy Mercury: "Show Must Go On", así que...

Sea verdad, sea una falacia, lo cierto es que esta leyenda ha perseguido la figura y la carrera de Marisa Tomei. La actriz se vio relegada a papeles secundarios y de poca enjundia el resto de su carrera, y sólo en los últimos años ha podido sacudirse de su oscura leyenda gracias a papeles como los de "Before the Devil Knows You're Dead", y especialmente "In the Bedroom" y "The Wrestler", películas que volvieron a proporcionarle sendas nominaciones al Oscar (que por cierto nunca volvió a ganar). Os dejo con el video de la entrega, que cada uno piense lo que quiera.