La representación de la web en el cine

¿La representación de la web en el cine? ¿Qué es eso? ¿A qué nos podemos referir? No hace mucho, habíamos declarado que el cine es, efectivamente, parte de la historia del siglo XX en la medida en que es el arte del siglo, arte que nació siendo pensado de la mano de la literatura --- como lo prueba la fuerte conexión de los realizadores de cine soviéticos más importantes, como Serguei Eisenstein, y los grupos de teóricos y poetas conocidos como los formalistas y futuristas rusos, respectivamente: la idea central, claro, era el montaje ---, afectó a cada una de las prácticas sociales y artísticas de los hombres, siempre con resultados diferentes que pueden ser facilmente conceptualizados a partir de la influencia del cine en ese nuevo campo: ¿cuántas frases han entrado en nuestra vida cotidiana que corresponden a tal o cual película?

Cosas como estas, orientaciones de una práctica artística hacia otros ámbitos sociales es uno de los fenómenos más claros del funcionamiento del arte en el ámbito social. Pero: ¿conviene revisar un proceso diferente? ¿Conviene revisar no como el cine afecta al ámbito social, sino cómo elementos propios de lo social invaden el arte en la medida en que lo obligan a adaptarse, a relacionarse, a generar una "representación"? Creo que uno de los puntos más interesantes para revisar en estos términos es, a mi juicio, la aparición de la internet como fenómeno social en las películas. Podemos marcar varios puntos, decir que falta tal o cual película, pero empecemos con esta humilde lista de cinco películas que siguen la evolución de la internet y las formas de su representación.

"WarGames" (1983)

Filme clásico para pensar la relación entre los nuevos tipos de tecnologías de guerra y su relación con la computación, la idea de que una máquina se vuelva loca y amenace a todo el mundo con la destrucción masiva de la población, con la destrucción del mundo en sí o con la muerte particular de alguien ya se puede encontrar perfectamente narrada en la obra de Arthur C. Clarke "2001: A Space Oddity", novela que tuvo su adaptación por parte de Stanley Kubrick en el año 1968. Aquí, un joven Matthew Broderick tenía que desafiar la inteligencia de una computadora tratando de someterla en un juego de Ta Te Tí, analizando variables y tratando de superar con un toque de humanidad la fría sucesión de variables de una Inteligencia Artificial, monstruo imaginario del hombre, un otro radical que no emerge de la naturaleza, sino del mundo de los artificios humanos, o sea, de esta segunda naturaleza creada por el hombre. ¿Representación de la web? Un juego color ambar en las pantallas gubernamentales.

"Weird Science" (1985)

Uno de los clásicos de esa generación de actores conocidos con el nombre de "Brat Pack": aquí, uno de sus principales representantes, Anthony Michael Hall, junto con Ilan Mitchell-Smith --- cuyo destino cinematográfico parece no extenderse más allá de este trabajo --- crean una mujer que reúne todas las condiciones necesarias para convertirse en la dama ideal de cualquier hombre, como mínimo, a los ochenta. Lo interesante de la creación de Lisa --- una de las pocas mujers cuya permanente le queda genial: Kelly LeBrock, qué linda --- es que, frente a la necesidad de juntar más energía para llevar adelante su creación, irrumpen en una especie de sistema secreto, seguramente gubernamental, al que saquean: la representación del espacio virtual y la interface humano-máquina --- aparecida aquí mediante el recurso a dos manos cibernéticas que van abriendo puertas en una especie de laberinto --- será una de las constantes de este tipo de películas, en las cuales una simple sucesión numérica puede ser algo terriblemente aburrido. Para ver una y otra vez y pasarla bien, claro: ah, y después ver la serie, "Weird Science", no tan buena pero no por eso menos clásica.

"Hackers" (1995)

"Hackers" es una cosa bastante rara. En principio, contamos con una de las primeras apariciones de la idea de un grupo de adolescentes en contra del sistema que utilizan las computadoras y el mundo del terrorismo digital para revelarse contra el sistema. Otra de las cosas para destacar es que es uno de los primeros grandes protagónicos de Angelina Jolie, y que cuenta también con la participación de Jonny Lee Miller, quien al año siguiente participaría en otro controvertido grupo, esta vez mucho más cercano a la honesta anarquía, claro, hablamos de los jóvenes junkies de "Trainspotting". Otra vez, la interface se representa a través de elementos humanoides como manos virtuales que van superando diversos obstáculos luminosos de la más variada clase. Un villano detrás del desarrollo de un virus que destruirá todo es el enemigo, ya no las computadoras, que aparecen como el último refugio para la verdadera libertad.

"The Matrix" (1999)

Una de las películas que sigue la misma línea que "Hackers" al combinar el mundo adolescente con la intriga, un enemigo claro y un cierto aire de anarquía flotando en el ambiente... Pero no creamos todo lo que vemos, tal como la misma película insiste. En principio, como en "WarGames" y en "2001: A Space Oditty", el enemigo es nuevamente la máquina que, como villano con características subjetivas, decide volverse en contra del hombre y recurre al mundo virtual para mantenerlo engañado y comerlo, prácticamente --- ¿de qué otra manera se puede entender eso de usarnos de batería? ---. La web aparece aquí como un complicado mundo que está en nuestra contra pero que, bien utilizado, puede llegar a ser nuestra mejor herramienta. Con respecto a la interface, aquí sucede al revés: nos es el mundo virtual el que se ve obligado a representarse con carácteres humanoides --- no tanto: cuando Neo comienza a utilizar sus facultades, puede ver la sucesión de pixeles perfectamente ---, sino ese mismo mundo vitual que irrumpe con violencia en el cuerpo humano, tal como vemos en cada nueva conexión a la matriz con ese punzón de acero que se nos clava en la cabeza. Y lo de anarquía... Bueno, digamos que es mucho mejor hablar de cambio de un orden a otro antes que auténtica anarquía.

"The Net" (1995)

La ganadora de la noche, finalmente: Sandra Bullock metida en una intriga policial organizada por un villano que puede manipular la información en internet acerca de ella, como documentación propia de una persona de un determinado país, antecedentes, etc. La paranoia hacker por excelencia: somos perseguidos por un hombre o mujer anónimo que puede manipular nuestra vida debido a su manejo de la red. La web aparece aquí representada en el momento previo a su explosión masiva como medio para todo: Bullock pidiendo una pizza y combniando sabores con solo hacer un click... Ese, mis amigos, es el pico de la representación de la web, o sea, cuando la representación es mínima, un detalle, pero que rápidamente dibuja el mundo por venir en apenas días, segundos, metido ahora en las cosas más cotidianas. Y si revisamos, tenemos nuevamente la idea de que no es el mundo de la computación lo perverso, no la máquina, sino el hombre detrás de ella: la computación como herramienta y no como agente.

Creo que todos estos detalles acerca de la web sirven para prepararnos ante un nuevo momento del desarrollo tecnológico: la aparición de la red social como fenómeno. "The Social Network" (2010) sería el siguiente estadio de la representación, en donde el mundo de la juventud se vuelve a retratar como vinculado fuertemente a este universo de las máquinas: la computación, al parecer, es un mundo que aún no tiene ancianos... ¿Problema generacional? Para pensarlo.

Foto: Karchedon